«Querido hijo, estás despedido».

¿Puede una madre despedir a su hijo? Pues eso es lo que le ha ocurrido a Miguel por desordenado, por travieso, por desobediente. En el plazo de 30 días deberá abandonar la casa.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

A ver, que no. Que no es Miguel tan mal chaval. O, al menos, no de manera consciente. Únicamente es vago, desordenado, desobediente… Tremendamente egoísta. Un personajillo insensato sabedor de todos sus derechos, ignorante de cualquier obligación. Un pequeño tirano demasiado atareado en hacer su santa voluntad como para detenerse a pensar que el resto del mundo también existe.

¿En el otro lado? Mª Esperanza. Su madre. Desesperada (tiene su “aquel” el nombre elegido). Hasta las narices de estropicios perpetrados a diario sin piedad de ningún tipo; hasta el gorro de sortear obstáculos dentro de una habitación rebosante de ropa entremezclada con libros, tebeos y juguetes provocadores que, ocultos entre el desorden, convierten el cuarto infantil en un peligroso campo de minas. Harta de gritos, broncas y castigos devenidos inútiles mientras Miguelito, encantado de la vida e investido de esa falsa impunidad infantil que él cree inquebrantable, juega a tensar la cuerda… Hasta que se rompe. Y…, visto el comportamiento de las últimas semanas –cada vez más caótico– unido a los problemas ocasionados por ti desde que comenzaste a gatear y sin que parezca existir ya una enmienda clara por tu parte, me veo en la triste pero necesaria obligación de comunicarte tu despido.

Y así comienza esta, en principio, divertida parodia de una situación que, en mayor o menor medida, todas las madres y padres padecemos o hemos padecido alguna vez (tal vez demasiadas) porque el ego de esos adorables déspotas que tenemos en casa no conoce el significado de la palabra “límite”, salvo que seamos capaces de hacérselo entender.

Una situación que, llevada al extremo y en clave de humor, Jordi Sierra i Fabra pone de manifiesto en este pequeño manual de convivencia con ese sector de la población tan divertido a veces como insoportable otras: los adolescentes. Aunque también nos caben los “pre” que, cada vez a más temprana edad, ya van apuntando maneras.

Pero bueno, tal vez no llegue la sangre al río pues, como un despido «sólo» es un despido (otro asunto mucho más peliagudo es “ser echado”), siempre cabe la posibilidad –por remota que esta sea– de una readmisión. ¿Será capaz Miguel de conseguirlo?

+

Título: Querido hijo: estás despedido
Autor: Jordi Sierra y Fabra
Ilustradora: Magalí Colomer
Colección: Serie Naranja. A partir de 10 años
ISBN: 9788420464893
Páginas: 116
Publicación: 12/09/2002
Género: Novela
Relación: Lengua Castellana

Más información Alfaguara InfantilJordi Sierra i Fabra

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.