Patrick Modiano, un clásico en Francia, un nobel en Suecia.

El 31 de diciembre de 1941, en el periódico Paris-Soir, apareció un anuncio dramático: unos padres buscaban a su hija de 15 años, que se había fugado de un colegio de monjas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Si hablar de un nobel literario siempre viene a cuento, hoy estaba cantado y más cuando se trata de Patrick Modiano (Boulogne-Billancourt 1945) que, con o sin reconocimiento sueco, ha sido uno de los eternos candidatos al premio además de uno de los autores de culto de la segunda mitad del siglo XX y comienzos del XXI. Y aunque en nuestro país no se encuentra entre las listas de los grandes éxitos, su influencia en la narrativa europea de las tres últimas décadas es indiscutible.

Mucha es la obra destacable de este francés recién estrenado como Premio Nobel de Literatura 2014 por el arte de la memoria con la que ha evocado el más inasible de los destinos humanos y descubierto el mundo de la vida de la ocupación. Pero si entre sus veintisiete novelas publicadas, hay una bella y estremecedora esa es Dora Bruder. Breve, precisa, brillante; unos dicen que se trata de “la novela perfecta”, mientras que otros le achacan falta de originalidad en el argumento: ausencias, desapariciones, París, la Gestapo, la resistencia, la mezquindad del colaboracionismo… Constantes naturales, por otra parte, en toda una obra dedicada a la ocupación nazi en Francia.

Pero volvamos a Dora Bruder.

Se busca a una joven, Dora Bruder, de 15 años, 1,55 metros, rostro ovalado, ojos gris- marrón, abrigo sport gris, pullover burdeos, falda y sombrero azul marino, zapatos sport marrón. Ponerse en contacto con el señor y la señora Bruder, bulevar Ornano, 41, París.

Se trata de un anuncio real, publicado en un viejo periódico parisino allá por los años 40 que cae en manos de Patrick Modiano por casualidad. Sin embargo, al leerlo una necesidad implacable de descubrir qué ocurrió con la chica le empuja a investigar, a preguntar a posibles conocidos del barrio (el mismo barrio en el que también casualmente el escritor pasó su infancia), a indagar en archivos, guías telefónicas, fichas municipales; y descubre cosas, sí. Pero nada suficiente para saciar su curiosidad. Es entonces, cuando ambas historias convergen —la suya como investigador fallido, su infancia, su juventud y la de la chica desaparecida—, cuando comienza la novela.

Cuando Dora desaparece, tenía unos 15 años. Las tropas nazis habían tomado París y el ejército colaboracionista se la entregó a los alemanes. Sin piedad. Como a tantos otros. Pero no es la vida de Dora lo extraordinario de la novela, sino la magistral yuxtaposición de la investigación del autor con el relato biográfico de la muchacha, creando de esta forma dos historias paralelas que se entrelazan con una cadencia impecable. Porque, ¿qué es la perfección sino la proporción, la exactitud, la armonía, el equilibrio? Eso y la prosa. Concisa, escueta, despojada de todo adorno innecesario (o necesario), tan descarnada como la propia narración. Porque cuando Modiano escribe, esboza, insinúa, deja que el silencio descubra mucho más que la palabra.

+

Título: Dora Bruder
Autor: Patrick Modiano
Traducción: Marina Pino
ISBN: 978-84-322-2842-1
Seix Barral, 2009

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.