La noche de difuntos y el mito de Don Juan.

"Y siendo contradictorio al vuestro mi parecer, yo os dije: Nadie hade hacer lo que hará don Juan Tenorio".

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Escenarios sombríos, calles oscuras, amores imposibles, caballeros embozados, celestinas y trotaconventos, misterios, leyendas, fantasía… y, cómo no, cementerios. Magia y teatro. O mejor, la magia del teatro y la atmósfera inquietante que envuelve las últimas escenas de Don Juan Tenorio han convertido la magnífica obra de José Zorrilla en el símbolo de una noche muy especial cargada de connotaciones sobrenaturales, apariciones, conjuros y escenas del más allá: la noche de difuntos.

Libertino, calavera, seductor empedernido, pendenciero y jugador. El mito de Don Juan es una constante en la literatura mundial. Ríos de tinta han corrido durante siglos alimentando su leyenda y España no podía ser menos. Pero José Zorrilla —autor del Don Juan por excelencia— introduce un elemento diferenciador que convierte su obra en el gran clásico del Romanticismo español: la redención por amor.

Pero vayamos por partes. El argumento de la obra es de sobra conocido. La acción transcurre a orillas de Guadalquivir en la Sevilla de 1545, iniciándose en la Hostería del Laurel durante la noche de carnaval; allí, tras un año de tropelías, conquistas, lances y demás hazañas típicas de donjuanes, D. Juan y D. Luis Mejía vuelven a reunirse para comprobar “quién de ambos sabía obrar peor y con mejor fortuna”. La segunda parte, mucho más lúgubre, tiene lugar cinco años después en el cementerio y la casa de D. Diego Tenorio convertida en panteón.

Considerada como la obra cumbre de esta corriente artística decimonónica, Don Juan Tenorio reúne todos los ingredientes del romanticismo: tenebrismo, personajes misteriosos, máscaras, amor imposible, conquista, huida, final trágico.

Fieles a este rito tan literario como popular, los teatros españoles se preparan para vivir la noche del 31 de octubre como manda la tradición y con el Tenorio por bandera, recuperar una de las celebraciones más originales de nuestro repertorio. Un legado cultural cuyo origen se remonta al siglo XIX único, diferente, fascinante.

¿No resulta tentador tomar algo en la Hostería del Laurel en pleno Barrio de la Santa Cruz de Sevilla y, a la vera de D. Juan y D. Luis Mejía, rememorar sus hazañas, conquistas y lances?; ¿y una escalofriante representación de la obra en el cementerio de San Fernando, solo apta para valientes? Estas son algunas de las actividades que la capital hispalense —cuna del Tenorio y escenario de la obra de Zorrilla— propone para vivir la noche de las ánimas de la manera más misteriosa e inquietante.

Por su parte, Valladolid —otra de las ciudades emblemáticas, la que vio nacer a Zorrilla— también celebra la festividad de Todos los Santos con el teatro como protagonista y una representación muy especial de Don Juan Tenorio en el Teatro Calderón.

Madrid, Alcalá de Henares (y sus Noches de Don Juan), La Coruña, Murcia… Las propuestas son infinitas, pues muchísimas ciudades españolas se unen al mito de D. Juan con representaciones de la obra en sus calles y teatros, programas especiales e iniciativas insólitas.

+

Título: Don Juan Tenorio
Autor: José Zorrilla
Formato: 12,5 x 19 cm., 288 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-670-3344-1
Colección: Clásica
Temática: Obras de teatro

Encuéntralo en Amazon

Más información AmazonPlaneta de libros

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.