Mr. Missoni.

Hay un ingrediente fundamental en la construcción de la ‘industria’: la familia.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Probablemente porque la noticia estaba aún fresca en mi mente y porque hay cosas que inevitablemente se pueden contrariar, día tras día soy consciente de que, entre todas las verdades universales, hay un ingrediente fundamental en la construcción de la ‘industria’: la familia.

Discretas, humildes, fortuitas, rebeldes, inestables y, entre todas ellas, una constituida por el amor de un atleta y una joven estudiante de inglés que en los años 60 comenzarían a dar renombre al que, actualmente, es conocido como el imperio de los estampados. Ottavio Missoni fallecía el pasado jueves dejando a sus espaldas todo un legado de trabajo, ilusión y un nuevo concepto que aúna la casi imposible compatibilidad de familia y negocio.

Y atrás se queda también Rosita Jelmini con una historia a medio tejer en la que los hilos de la suerte y las desgracias se entremezclan dando lugar a un bordado de película. Una unión, la de los Missoni y los Jelmini, que allá por los 70 empezaron a regalarnos una moda recién bautizada por los colores y las formas de la reina del art decó, Delaunay, y que, al igual que todos los grandes del sector, acabó generando polémica con su iniciativa inventiva a través de transparencias más que sugerentes en el Palazzo Pitti, lo que les proporcionó una censura en Florencia y más de una llamada por parte de las grandes publicaciones internacionales de moda. Un descaro que temporada tras temporada, fue despertando la inquietud de sus herederos hacia el nuevo estilo de vida, no de moda, que los Missoni empezaban a generar.

Una familia unida, en la intimidad quedará si por sentimientos, por puros negocios o ambas cosas, que han demostrado en pleno siglo XXI que los genios existen, que pueden compartir genes y que, sobre todo, ante las adversidades no hay más remedio que continuar confiando en uno mismo, en el futuro, en el esfuerzo y, por supuesto, en la familia.

Una filosofía que, sin duda alguna, seguirá perteneciendo al grupo liderado por el señor Missoni.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Liberté.+

Liberté.

Los ratones del nudo este se apiñaban en sus alcantarillas entre olas de indignación y rabia, ¡libertad, liberté, libertad, liberté! gritaban… y es que la Junta de Gobierno había sellado los túneles que les permitían moverse libremente por toda la … + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.