Medias y pantis al poder… o no.

¿ahora o dentro de dos meses? ¿tupidas o invisibles? ¿con faldas cortas o mejor midi? Estas son sólo algunas de las preguntas que las mortales de medio mundo se hacen sobre uno de los temas más difíciles del otoño: las medias.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Que sí, que a mi también me ha costado asumirlo, pero no hay nada como aceptar las cosas tal y como vienen. Hazme caso. Dilo en voz alta, asúmelo y prepárate lo mejor que puedas para afrontarlo. Vamos allá: ha llegado el momento de las medias.

Puede parecer una tontería, pero las medias se han convertido en el gran tema a debatir en los últimos años, sobre todo cuando dejaron de convertirse en el complemento oficial que acompañaba cualquier falda, vestido o pichi en los otoños-inviernos de antaño. ¿Qué pasa ahora con nuestras piernas? Porque sí, el otoño es la temporada que te pone las cosas difíciles en cuanto a piernas se refiere y, por desgracia, en la mayoría de las ocasiones suele ganar. Sin ir más lejos el otro día una compañera me contaba que ante la decisión de utilizar medias tupidas y negras, color nude mate o invisibles la solución fue bastante sencilla: vaqueros. Y es que, según dicen, la actitud que tiene una mujer hacia el mundo de las medias puede decir mucho sobre su personalidad: las estadísticas aseguran que las piernas al aire en pleno invierno son sinónimo de riqueza, fama, juventud, ‘it’, tendencia… Y de, por supuesto, tener un sistema inmunológico característico del planeta Krypton y acciones en empresas fabricantes de productos antigripales porque todos sabemos que el resfriado está garantizado.

Para el resto de mortales, aquellos que nos conformamos con ver lucir piernas a influencers en redes sociales, que nos constipamos y que preferimos salir bien abrigaditos, la situación sigue siendo todo un dilema. Hay mujeres que aseguran que nunca utilizan las medias de una temporada para otra, otras que esperan que las temperaturas bajen hasta los 5º para utilizarlas (estas son medio kryptonianas, sí), otras que no saben ni lo que son (o eso dicen mientras las utilizan en secreto) y otras que se frotan las manos y que, para utilizar los pantis, cuentan con otro tipo de guía, como es el conocido momento ‘zapatos cerrados’ (sin bluchers o botines no hay medias). Por supuesto también están las pro: medias caladas, opacas veladas, sin costuras, push-up moldeadoras, autosujetables, leotardos jaspeados, de rayas o colores mil… Sí, hablamos de las grandes triunfadoras capaces de hacerse con la colección de variantes del momento, utilizarlas toooodos los días y parecer estilosas. Vamos lo que comúnmente se conoce como auténticas cracks.

Bueno, lo cierto es que yo tampoco lo tengo del todo claro, así que en la búsqueda incesante de los ‘gurús modiles’ que nos digan qué hacer con esto, mientras una guarda sus medias en el cajón por si las moscas, resulta que las grandes de la industria se han pronunciado al respecto. ¿Medias? con zapatos abiertos, ¡claro que sí! Y estas cosas pasan cuando uno acaba aceptando el ugly-shoes como zapato urbano. ¿Por qué? Porque el fenómeno ‘guiri’ se engrandece y acaba expandiéndose, como es el caso.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Utopía.+

Utopía.

Érase una vez la historia de Giorgino, un ratón liante que logró convencer de una utopía a un par de jóvenes ratones coloraos, Myjailo y Adelaida ¿cómo ocurrió? te lo contamos a continuación... + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.