Nos vemos en Caoba.

Un restaurante madrileño que aúna cocina y arquitectura.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

En Madrid, en el paseo del Pintor Rosales, abre sus puertas Caoba, un restaurante que integra dos pasiones: la cocina y la arquitectura. ¿Difícil mezcla? Puede, pero ha sido resuelta con ingenio y maestría. A ello ha contribuido el fichaje de lo más granado de uno y otro mundo: el estudio de arquitectura N&N de Milán junto a 83 arquitectos madrileños y el chef italiano Vincenzo Marconi. Un espectacular equipo que ha dado forma a Caoba.

Domina la entrada una obra del mexicano Carlos Torres dispuesta en paneles deslizantes de suelo a techo. En la planta baja, presidida por la pintura del artista italiano Alex Turco, se ubican dos romantic rooms (precioso nombre que designa los reservados) y en el centro, unos inesperados sofás modulares. La biblioteca, dotada de baldas repletas de libros, rezuma confort y es idónea para sobremesas reposadas. Completa el escenario una bodega en madera, barro y piedra que esconde más de 400 referencias procedentes de todo el mundo.

¿Y de comer qué? Una carta y menú degustación con productos de temporada, llenos de interesantes propuestas fruto, la mayoría, de ingeniosas mezclas. ¿Cómo te suena el sashimi mediterráneo?

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Sentarse en verde y con Margret.+

Sentarse en verde y con Margret.

Elegimos el verde porque somos de los que no pierden la esperanza pero el sugerente sofá Margret está disponible en otras combinaciones de color. Elegimos el verde porque somos de los que no pierden la esperanza pero este sugerente sofá está disponible en otras combinaciones de color. + ver

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.