Atrio.

Historia, arte, aquitectura, naturaleza y gastronomía se dan cita en un Atrio que es de visita obligada en Cáceres.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

El atrio era el patio de las domus romanas, era un lugar de luz, de largas charlas y momentos de feliz paso y encuentro; así se llamó también a la antesala de los lugares de culto, espacios en los que los fieles se preparaban para acceder a Iglesias, Basílicas y Catedrales a rendir pleitesía. No existía pues mejor nombre para este restaurante y hotel que es un lugar de paz, paso y encuentro que glorifica al arte de la gastronomía. Atrio.

Para llegar a este patio tan especial hemos de encaminarnos hacia la provincia romana de Lusitania -Cáceres- y una vez allí, en un rincón reconocido como Patrimonio de la Humanidad por tanta riqueza arquitectónica como alberga de la Edad Media al Renacimiento -la ciudad vieja-, descubriremos Atrio.

El hotel -obra de los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luis Moreno Mansilla- respeta el entorno en su piedra exterior y, en su interior, presenta una decoración moderna que por su elegancia y sencillez, por la limpieza de sus líneas y la suavidad y brevedad de la paleta de color armoniza con el entorno; obras de Andy Warhol, Antonio Saura, Antoni Tapies, Georg Baselitz, Candida Höfer, Gerardo Rueda, Thomas Ruff y Thomas Demand culminan un lugar del que uno se aleja siempre con el ánimo de regresar.

Toño, con más de 25 años de aromas y sabores en los que interpretó también cocinas de otros lugares del mundo.

Además de las suites, junior suites y habitaciones dobles, disfrutarás de la terrza, el jardín y el patio y el solarium con la montaña al fondo y la ciudad histórica al alcance de tus manos… y de tu mesa.

El restaurante ostenta dos estrellas michelín y, con esa carta de presentación, todo lo que suceda desde el momento en el que te dispones a degustar tan solo puede ir de bueno a excepcional; la cocina es de Toño, con más de 25 años de aromas y sabores en los que interpretó también cocinas de otros lugares del mundo, y la bodega de Jose, en ella conviven los grandes e incuestionables productores vinícolas con pequenos viticultores menos conocidos pero únicos en la calidad de sus caldos.

Historia, arte, aquitectura, naturaleza y gastronomía se dan cita en un Atrio que es de visita obligada en Cáceres.

Localización

Más información Restaurante Atrio

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.