Vídeos

cerrar

Quicksand. The Solicitors. Vídeo, letra e información.

New wave británica ochentera de alto nivel con los australianos The Solicitors.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En el año 2.012, un cantautor procedente de Londres, Lee Jones, y un guitarrista que venía de California, Laf Zuccarello, se encontraron en Melbourne, Australia, y empezaron a tocar juntos. Para completar una formación buscaron y encontraron la sección rítmica más estupenda de la ciudad, formada por el bajista James Manning y el batería Matt Stirling, y entre todos crearon una de las mejores bandas de new wave, power pop y garaje pop que se recuerda en aquel país: The Solicitors.

El sonido de estos “procuradores”, que es lo que significa The Solicitors, está basado en unas guitarras activas, presente e impulsivas pero con un toque lacónico, pelín llorón, que las hace muy atractivas y que les convierte en herederos de, por ejemplo, Squeeze. Los arreglos son muy simples, tanto que parecen algo sin importancia, pero no conviene dejarse engañar, éstos no dejan nada al azar. Los estribillos, ¡madre mía, los estribillos!, son uno de sus puntos fuertes; son contundentes, rotundos y directos. Los escuchas en la primera vuelta de la canción y a la segunda ya los voceas con todas tus ganas. Y por último están las letras, escritas por Lee Jones, avispadas y sagaces, suelen dar en la diana.

Aunque son de ahora mismo, The Solicitors podían habernos sorprendido igual en los últimos días de la década de los setenta y los albores de los ochenta. Se hubieran movido como pez en el agua entre Elvis Costello, XTC, The Jags, Talking Heads, The Vapors, Joe Jackson, The Knack, The Jam… es decir, entre muchos de los grandes nombres de esa época dorada de la new wave británica.

Su primera grabación fue “Made To Measure”, un Ep con seis canciones publicado en julio de 2.013 por Popboomerang Records que, como dicen ellos, los responsables de esta buena discográfica, son la Stiff Records australiana. Lo cierto es que esta disquera les había fichado tras escuchar una maqueta e incluso antes de que el grupo hubiese tocado ni una sola vez en directo. Fe y buen oído.

Ese primer disco tuvo una gran acogida, recibió muy buenas críticas en todas partes y sonó en emisoras de todo el planeta. Además la reputación de The Solicitors creció gracias a su buen directo y se hicieron habituales en el circuito australiano. En 2.014 empezaron a preparar su primer álbum, “Blank Check”, mezclado por David Carr, ganador de un premio Aria y nominado a un Grammy, y producido por el propio Carr y John Baxter, que pusieron a la venta en agosto y que recientemente ha sido editado en España a través del sello Rock Indiana, la Stiff Records española.

 

What a surprise, I oblige
Every time you flutter your eyes
But I saw the signs, I soon realised
That my lifeline, would be our demise

‘Cos it goes right up your nose
Then you lie right through your teeth
And you leave me in the cold to take the heat

Heaven there’s just no helping you
You’re in quicksand there’s nothing I can do
Every time I reach out my hand to you
Before you know it I’m in quicksand too

Quelle surprise, Mon amis
Pardon my french but you see
I’m gonna leave, you’re out of your tree
We’ll have to agree to disagree, with me

That you’re my damsel in distress
And I’m not your marionette
So dry your eyes ‘cos I’m not getting wet

Heaven there’s just no helping you
You’re in quicksand there’s nothing I can do
Every time I reach out my hand to you
Before you know it I’m in quicksand too

And I know I’m just the flavour of the month
But if you ever need a favour, oh you’ll be in touch

Heaven there’s just no helping you
You’re in quicksand there’s nothing I can do
Every time I reach out my hand to you
Before you know it I’m in quicksand
Too little, too late, too bad now
You’re in quicksand theres nothing I can do
Every time I reach out my hand to you
Before you know it I’m in quicksand too.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.