Visión.

Tener visión es ver, ver incluso lo que los ojos no ven y no por estar loco ni febril sino por saber mirar...

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Se había levantado tarde y dedicado un rato a la lectura de la prensa online porque, por más que le gustara su periódico del domingo y de papel, la realidad se mostraba tan convulsa que se había hecho, ya no solo necesario sino también imprescindible, mantenerse conectado para saber lo que ocurría en el mundo, no había calma ni tan siquiera a las puertas del tórrido mes de agosto.

Miró el reloj y decidió meterse ya en la cocina, iba a prepararse un delicioso bonito para comer mientras su cabeza trataba de entender tantas cosas como escapaban a su lógica razón de cuantas veía cada día. Y concluyó que el desvarío podía ser una cuestión de visión, de falta de visión.

Sabiendo como sabía que las palabras daban siempre más de lo que quitaban, fue directa a la RAE para repasar los matices de una palabra tan bien dispuesta: visión. Para cuando regresó a la cocina, a su bonito, su brócoli y sus champiñones, sonreía con cierta tristeza.

Hasta 9 acepciones proponía la RAE para la palabra visión… faltaba una, la que le faltaba también al mundo y sus gentes.

Decía la RAE que visión es la acción y efecto de ver y también la capacidad de ver, de percibir con los ojos así como la contemplación inmediata y directa de las cosas; y ella sabía que para muchas personas esa era la única visión posible, la que les devolvían sus ojos, se creían cuerdos pero en realidad no veían más allá de la punta de su nariz.

Visión era también sinómino de opinión o, como lo definía la RAE, punto de vista particular sobre un tema, un asunto… aunque había quien olvidaba eso de particular y daba por razón máxima y única ese punto de vista; luego venía aquello de la visión casi como una aparición, objeto de la vista, especialmente cuando es ridículo o espantoso, persona fea y ridícula, creación de la fantasía o imaginación que no tiene realidad y se toma como verdadera e imagen que, de manera sobrenatural, se percibe por el sentido de la vista o por representación imaginativa. Había todavía una acepción más, la novena según la RAE, y decía que una visión es iluminación intelectual infusa sin existencia de imagen alguna que, dicho así… ¿no suena acaso a desvarío? ¿qué es sin ver lo que es en realidad imaginación?

Por más vueltas que daba de la acepción primera a la novena y vuelta de la novena a la primera, no alcanzaba más que a intuir entre ellas el significado que buscaba, el de la palabra visión que aparecía en la frase tener visión de futuro…Y es que tener visión de futuro no era ver nada con forma, texturas ni colores, no era tampoco imaginar algo y verlo como si existiera por mor de una fiebre alta o una imaginación desbocada, un desvarío o un desvío de la mente, no era nada ilógico ni irracional, nada sobrenatural, nada cierto… Era un cóctel de razón y deducción aderezado con cierta dosis de intuición, un gran chorro de emoción, cuarto y mitad de esfuerzo y un toque final de confianza en esa visión y compromiso con ella.

Razón, deducción, intuición, emoción, esfuerzo, confianza y compromiso… si faltaba algún ingrediente en la receta el sufflé simplemente no subía.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.