Somadome Meditation Pod… and relax.

¿Te gustaría tener una cápusla de meditación en la que refugiarte? la de Somadome te va a encantar.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Qué tal llevas el estrés? hace poco más de un año nos quejábamos del estrés provocado por nuestra vida acelerada y llena de cosas por hacer y lugares a los que ir, no sabíamos cuánto ni cómo estaban a punto de cambiar las cosas y ahora llevamos un año acumulando otro tipo de estrés, el de no poder moverte libremente, el de ir de casa al trabajo y del trabajo a casa o incluso trabajar desde casa, sin moverte en todo el día de tus espacios más personales ¿consecuencias? estrés cuando sales porque la distancia de seguridad, el uso obligatorio de la mascarilla o el toque de queda te recuerdan cada segundo que estamos en pandemia y estrés cuando no sales porque por casero que seas, tras tantos meses, acaba por caérsete la casa encima. Hemos leído uno y mil artículos llenos de recomendaciones para lidiar con este estrés pandémico, claro que ninguno de esos consejos se nos antoja tan placentero como la cápsula de meditación de Somadome.

La cápsula de meditación de Somadome es un refugio para desconectar del mundo por un rato sin moverte de tu hogar, se trata de un espacio que te sumerge en un mar de luces y colores, también de sonidos, y te ayuda a relajarte de verdad llegando incluso a resultar beneficiosa para regular el sistema nervioso y los niveles hormonales cuyo descontrol nos provoca esas insoportables sensaciones que resumimos en una palabra, estrés.

Una sesión de 20 minutos al día en la cápsula de meditación de Somadome y estarás listo para soportar a los monstruos que te generan estrés. ¿Su precio? 15.000 dólares (unos 12.500 euros) y se puede comprar online.

Más información Somadome

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.