Montblanc rinde un nuevo homenaje a Rudyard Kipling con una pluma de colección.

Una pluma de colección que es, a su vez, parte esencial de una colección de lujo que incluye otros útiles de escritura y una libreta. Y es Montblanc.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

A Rudyard Kipling, aunque probablemente no por su nombre, lo conoce todo el mundo ¿quién no recuerda a Mowgli, Sherkan o Bagheera? dicho de otro modo ¿quién no conoce El Libro de la Selva?. Claro que este escritor es mucho más que un guionista de Disney por mucho que sea la adaptación al cine de su Libro de la Selva lo más popular de su obra, es tanto más que se trata del primer Premio Nobel de Literatura inglés (aunque lo de ‘inglés’ cabría entrecomillarlo porque en realidad nació en la India, eso sí, cuando la India era parte del gran Imperio Británico y, siendo como era él un imperialista convencido, no cabe considerarlo más que eso, un escritor inglés pies a cabeza). Es a él, a Rudyard Kipling, a quien Montblanc rinde un homenaje de lujo en forma de útiles de escritura.

Hoy los escritores no escriben con pluma ni con bolígrafo, tampoco con portaminas ni es el papel de una libreta el que escenifica el terrible momento del folio en blanco, pero siguen siendo esos útiles (los de escribir a mano alzada y en libreta) los que mejor representan el oficio del escritor además de ser también objetos románticos donde los haya, algunos de una belleza notable como la que cabe destacar en esta nueva colección de Montblanc, una colección dedicada a Kipling que se centra muy especialmente en su obra más popular, El Libro de la Selva, por eso descubrimos la silueta de los terribles monos y de los maravillosos lobos distribuida en los elementos que forman esta colección.

Tanto la pluma como el bolígrafo y el rollerball (el boli que escribe casi como una pluma) son de un tono verde muy particular, el mismo que se utilizó en la primera edición americana de El Libro de la Selva y el mismo que vemos también en la portada del cuaderno; aunque la colección está protagonizada por los personajes del Libro de la Selva, encontramos grabadas en el capuchón de la pluma el inicio y el final del poema más famoso de Kipling, If (Si). Y no creas que ésto es todo, Montblanc nos ofrece más.

La colección se completa con unos gemelos de plata que representan una cabeza de lobo y un tintero con un ‘IF’ bien grande grabado en su caja pero ninguno de estos elementos es lo más espectacular de la colección, ese título se reserva para una pluma estilográfica con imponentes grabados en oro ¿su precio? es, como no podía ser de otro modo, la pieza más cara de la colección, cuesta 3760 euros.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.