header

Villa Magalean, un hotel boutique de lujo con spa junto al casco antiguo de Hondarribia.

El hotel es fruto de la rehabilitación y ampliación de una villa de estilo neo-vasco de los año 50. Cuenta con servicios exclusivos como restaurante vinoteca y un maravilloso SPA

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

La historia de Villa Magalean es una historia de amor por Hondarribia. Fue en 1951 cuando el francés Monette Chambon y su familia visitaron esta ciudad vasca y se enamoraron de su ambiente marinero, de su arquitectura, de su gastronomía y de su estampa natural, donde se une el mar, la playa, el río y la montaña. No es de extrañar, pues Hondarribia, o Fuenterrabía, es una de las ciudades más bonitas del País Vasco, en la desembocadura del río Bidasoa, que ha sabido preservar su gran patrimonio. Su casco histórico está declarado como Conjunto Monumental, protegido por un recinto amurallado e integrado por casas empedradas y bellos edificios con balcones de hierro forjado. También destaca el barrio de la Marina, con las casas tradicionales de los pescadores, que actualmente se pintan de llamativos colores.

Después de tres generaciones veraneando en Hondarribia, la nieta de Monette Chambon –Caroline Brousse– y su familia decidieron abrir el hotel y spa Villa Magalean en el entorno del Puntal, a dos pasos del casco histórico de la ciudad. Eligieron una villa de estilo neo-vasco de los años 50 y la rehabilitaron, respetando los estándares de construcción y decoración de sus orígenes, como las vigas talladas, los balcones en hierro forjado, los revestimientos de piedra en las ventanas o los azulejos andaluces. La decoración interior, contemporánea, intemporal y en armonía con la estética de los años 30-50, muestra el saber hacer artesanal del País Vasco como del resto de España.

Cuenta con 8 habitaciones y suites de lujo con terraza o balcón, que además se pueden unir de dos en dos para convertirlas en pequeños apartamentos de dos o tres habitaciones. La decoración de cada habitación es única, cuidada y elegante, con colchones de alta gama, lujoso cuarto de baño, equipamiento de tecnología punta y todos los servicios de los grandes hoteles. Todas llevan el nombre de un lugar emblemático de Hondarribia o sus alrededores, desde el pintoresco barrio de La Marina al arrecife de olas gigantes de Belharra.

El restaurante del Hotel Villa Magalean Hondarribia es un placer para los sentidos en cualquier momento del día. Desde el desayuno, que también puede ser servido en la habitación, a la cena, pasando por la comida y el “tea time”. En cualquier momento se pueden pedir platos tipo snack, así como solicitar que preparen cestas de picnic. La carta del restaurante es una oda a los productos locales provenientes del mar y de la tierra, y que cambia según la temporada. Los amantes del vino gozarán en la vinoteca, donde se codean los mejores vinos del País Vasco, los mejores caldos de España y de otras partes del mundo.

La otra joya del hotel es su spa, un paseo sensorial para vivir el reencuentro con el espíritu del agua que emanaba de los antiguos manantiales. Sus instalaciones son modernas y albergan ducha de hidromasaje con aromaterapia y luminoterapia, hammam, mesa de exfoliación, sauna…, así como servicio de tratamientos.

Más información Villa Magalean

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Angel SchlesserFW/2017