header

Uno de los hoteles más espectaculares del mundo está en una granja balinesa.

En Indonesia, sí, pero no junto al mar y las olas sino en su naturaleza más frondosa y rica.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Bali es un isla de Indonesia famosa por su mar y sus olas, cabe que por eso resulte extraño viajar hasta este rincón del mundo para alojarse en un hotel desde el que no se ve el mar pero lo cierto es que no lo es, es todo un acierto si lo que quieres es pasar unos días en un hotel de lujo y paz, de buen gusto exquisito y de armonía por encima de todas las cosas; se trata de un Four Seasons ubicado en el corazón de isla, en el valle Sayan.

El acceso al hotel es ya una experiencia única pues se hace a través de un puente suspendido sobre el valle, de ahí se accede directamente a la estructura conocida como la taza de arroz -aunqe en las fotos aéreas nos recuerda a un espectacular OVNI- y ahí comienza el descenso hacia las dependencias y villas del hotel.

Se trata de un lugar del mundo del que la paz y el relax no se ausentan jamás, un espacio hecho a la medida de tu tiempo y tu descanso, con sus zonas de piscinas, jacuzzi, spa, masajes, salas de relajación, espacios para practicar yoga, meditación… e incluso la oportunidad de pasar un día con un labrador balinés dedicado al cultivo del arroz. Y es que el hotel está rodeado por una hectarea de campo dedicado al cultivo del arroz y bosques de árboles frutales; la frondosidad del corazón de Bali es inmensa… e inmensamente placentera si te alojas en el Four Seasons Sayan.

60 suites y villas privadas, 3 restaurantes con diferentes ofertas gastronómicas, un SPA con una larga carta de tratamientos, fitness center, piscina a doble altura, zona infantil, 7 hectáreas de jardines y tierras cultivadas y hasta 1000 especies de aves son algunos de los lujos que podrás disfrutar en el Four Seasons Sayan, en el corazón de Bali.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.