Una noche en el Palacio de Versalles.

¿Te imaginas cómo sería pasar unos días en el Palacio de Versalles como si fueses la mismísima Maria Antonieta? Ahora es posible.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Francia abolió la monarquía llevándose por delante la vida de su último rey, Luis XVI, y su controvertida esposa, la hoy icónica Maria Antonieta pero lo que no se abolió entonces fue el regio glamour francés, tanto es así que el Palacio de Versalles, residencia real entre 1662 y 1789, mantuvo la esencia y el estilo de sus últimos moradores -Luis XVI y Maria Antonieta- y aunque en años posteriores fue testigo de importantes hitos como la firma de la Paz de París o del Tratado de Versalles, son precisamente los apartamentos del rey y la reina y los jardines privados de Maria Antonieta los que atraen la atención de los franceses y de los visitantes del país.

Pues bien, si eres de los que se muere por recorrer el mundo viviendo su historia ahora, en el Palacio de Versalles, podrás hacerlo como nunca antes porque no solo podrás visitarlo y pasear sus jardines y estancia como antes lo hicieron los reyes de Francia sino que podrás hacer noche en palacio.

El Palacio de Versalles cuenta hoy con un hotel de 14 habitaciones, un SPA y un restaurante dirigido por el que pasa por ser hoy el mejor chef del mundo: Alain Ducasse; si decides alojarte aquí aunque solo sea por una noche (el precio no anima a prolongar la estancia) podrás recorrer los espacios más visitados de Versalles (las estancias del rey y la reina y los jardines privados de Maria Antonieta) fuera del horario de visitas viendo así estos lugares con la tranquilidad y casi con la misma privacidad con la que los vivían los reyes de Francia.

¿Precio de esta experiencia regia de glamour francés? dependerá de la habitación que elijas y de las fechas en las que viajes pero lo mínimo que pagarás serán 1.500 euros por noche.

Más información Palacio de Versalles - Hotel

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.