Un ‘château’ en la Costa Azul.

El Saint-Martin, en la cima de una colina, es el rincón perfecto para disfrutar de la Riviera francesa.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Entre Niza y Cannes se encuentra uno de esos lugares en los que el tiempo parece haberse detenido en un bucle infinito de lujo y bienestar. Se trata del Château Saint-Martin & Spa, un hotel de lujo situado en una finca de 14 hectáreas en las que es imposible no dar rienda suelta al hedonismo.

Desde sus habitaciones (concretamente, 39 y siete suites) es posible contemplar una vista única de la Costa Azul francesa. Antigua comandancia de la orden de los Templarios, está rodeado de vegetación, un auténtico bosque mediterráneo en el que no faltan pinos, encinas, arbustos olorosos… Además, en su interior se encuentran los restaurantes Le Grill L’Oliveraie y La Rosticceria, además de un local gourmet dirigido por Yannick Franques en el que degustar todo tipo de exquisiteces.

A los pies del antiguo cuartel, una gran piscina rodeada de tumbonas y sombrillas da la bienvenida a aquellos que quieran un chapuzón, además de un baño de sol. Está diseñada con arquitectura infinita, por lo que parece que no hay césped tras ella. Aunque para relax, el del spa, que está asociado a la firma suiza de cosméticos La Prairie y que se integra en el paisaje para que la relajación sea total.

Abierto de marzo a octubre, es el mejor destino para escapar un fin de semana. A partir de 360 €/noche (desayuno incluido).

Localización

2

Más información Château Sanit-Martin

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.