Svart, el espectacular hotel sostenible circular de Noruega en el Círculo Polar Ártico.

El hotel Svart, en un fiordo noruego al pie de un glaciar, con su planta circular: un hotel sostenible y toda una experiencia de la extrema belleza del Círculo Polar Ártico.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Te interese especialmente o no la arquitectura, recordarás aún la puesta de largo de la Biblioteca Alexandrina, de Alejandría, Egipto, en 2002. Aquella gran obra circular de 33 metros de altura y 36.770 metros cuadrados en once niveles que se había propuesto recuperar los 1360 años de pérdida de la legendaria Biblioteca de Alejandría. Aquella maravilla corría a cargo del estudio noruego de arquitectura (y paisajista, interiorista y de marca) Snøhetta que ahora ha dejado entrever con claridad cual será su próxima gran obra, un hotel plenamente sostenible en pleno Círculo Polar Ártico, el “Svart”, que desarrollará para Artic Adventure Norway, otra empresa noruega de turismo sostenible.

El diseño del hotel, un anillo, circular, no es continuista con Biblioteca Alexandrina si no que responde a criterios de eficiencia energética en un entorno en el que la luz del invierno es mínima y en verano permanente, con unas condiciones climáticas extremas, y a la posibilidad de aprovechar y disfrutar plenamente de un entorno tan duro como hermoso al pie del glaciar Svartisen, en el fiordo Holandsfjorden. Por otra parte, un lugar tan alejado de todo en el que solo una construcción singular, única y así de espectacular puede garantizar el éxito de un proyecto hotelero.

Su diseño, que lejos de irrumpir en el paisaje, se integra y lo enaltece, se inspira en las construcciones de madera que utilizan los pescadores noruegos tradicionalmente, asentada sobre pilares de madera y con un techo en A, que permitirá construir una pasarela exterior para pasear disfrutando, abrigados, de toda la belleza de un paisaje natural en el que no falta el impresionante espectáculo de las auroras boreales.

Para garantizar la sostenibilidad, Snøhetta ha utilizado su propio sistema estándar de construcción sostenible “Powerhouse”. Aprovecha las 60 horas de sol del verano con paneles solares en las cubiertas orientadas  y los pozos geotérmicos de la zona para acumular la energía necesaria para la puesta en marcha y el mantenimiento del hotel, del mismo modo que su construcción también se planifica bajo estos criterios, con una mínima huella medioambiental y cero emisiones.

A pesar de la belleza de las primeras imágenes del hotel “Svart” que ha desvelado Snøhetta seguro que no le hacen sombra alguna a la verdadera experiencia final cuando el hotel esté construido y en marcha, algo para lo que tendremos que esperar unos años. Mientras, imaginamos ese momento y soñamos con poder disfrutarlo algún día, ¿verdad?

 

Más información snohetta.com

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.