Mar Adentro de Los Cabos.

Mar Adentro es el hotel más bello de Los Cabos, en la península de Baja California.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Cuando huímos del día a día, de nuestras rutinas, de un ritmo de vida acelerado hasta la locura e incluso de nosotros mismos, al menos, durante el tiempo que responde al nombre de vacaciones, soñamos siempre con hacerlo Mar Adentro. Y es que la capacidad del mar para enamorarnos y atraernos más allá de su belleza es infinita… como lo es el encanto de este nuevo hotel más allá del Atlántico.

Mar Adentro es un hotel que nos permitirá poner mar de por medio entre nosotros mismos y el resto de nuestro mundo, un hotel moderno y vanguardista, elegante, sutil, armónico, cálido, bello… no en vano su diseño es obra y arte del arquitecto mexicano Miguel Ángel Aragonés.

Lo primero que te enamorará de este hotel es el entorno en el que se ubica, Los Cabos, en el sur de la península de Baja California, un rincón del mundo de clima tan cálido y agradable que su temperatura media es de 26 grados y su época de lluvias está a punto de terminar; es uno de los rincones más turísticos de México, aquí podrás ver ballenas grises, bucear, navegar en kayak o descubrir El Arco… una sorprendente formación rocosa que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Cierto es que pensar en Mar Adentro nos puede llevar a la impactante película de Alejandro Amenabar del mismo título, que El Arco nos puede llevar hasta la playa de las Catedrales en Ribadeo… pero no hablamos de nuestras costas sino de las mexicanas, de la península de Baja California.

Y hablamos de un hotel excepcional, Mar Adentro, con 198 habitaciones decoradas en blanco, haciendo del entorno el protagonista; con spa y playa privada, 5 restaurantes, zona de tiendas e incluso galería de arte y una sala de conciertos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.