La sofisticación tiene cinco estrellas en el Cotton House Hotel.

Este nuevo hotel boutique en Barcelona abre sus puertas en un edificio con mucha historia.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Resulta sorprendente que seamos capaces de sentirnos como en casa en algunos hoteles. Probablemente, esta sea una de las cosas que más nos atraen a la hora de alojarnos en ellos: el notar que se desviven por nuestra comodidad y que cada detalle de la decoración ha sido pensado y diseñado para hacer de nuestra estancia una experiencia única.

Este mes de febrero abre sus puertas un nuevo hotel boutique en la Ciudad Condal. El Cotton House Hotel será un exclusivo alojamiento de cinco estrellas situado en la céntrica avenida Gran Vía de Barcelona. Sofisticado, elegante e histórico a partes iguales, este hotel promete noches inolvidables y mañanas de lo más especiales.

Pertenece a la colección de hoteles independientes Autograph Collection by Marriott y ocupa el lugar de la antigua sede de la Fundación Textil Algodonera. Es decir, un edificio de finales del siglo XIX, que rápidamente se convirtió en un referente y que fue construido por miembros de la burguesía barcelonesa en pleno auge de la industria textil.

La casa del algodón ha sido reformada y restaurada hasta convertirse en este exclusivo hotel que es el punto de partida perfecto para conocer sin artificios la verdadera Barcelona, es decir, la ciudad bohemia que encandila a todos aquellos que la visitan. La apariencia exterior del hotel conserva un estilo neoclásico pero aderezado por detalles arquitectónicos modernos, conservando la esencia de un edificio típico del Ensanche. Mientras que sus interiores están firmados por el prestigioso decorador Lázaro Rosa-Violán, aclamado por el buen gusto del que hace alarde en todos y cada uno de sus proyectos.

Todas las estancias del Cotton House Hotel tienen un estilo contemporáneo pero mantienen elementos originales del inmueble como una imponente escalera de mármol y otra de caracol que está suspendida en el aire. Recorriendo sus espacios los huéspedes pueden admirar también pinturas al fresco de décadas pasadas, parqués y boiseries que decoran techos y paredes de una manera majestuosa.

El precio de sus 83 habitaciones oscila entre los 200 y los 2.500 euros, siendo 7 de ellas amplias suites. Y quizás sean sus zonas comunes las que mayor encanto desprenden, desde la biblioteca hasta el restaurante, el cocktail bar, el luminoso invernadero o la terraza de 300 metros cuadrados. También son de obligada visita, en la sexta planta, su piscina exterior y su gimnasio.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.