Kimpton AYSLA Mallorca, un hotel con mucho arte.

Kimpton AYSLA Mallorca es un nuevo resort mallorquín de lujo que nos ofrece un SPA... y una colección de arte moderno.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Nos vamos a Santa Ponsa, en Calvià y junto a algunos de los clubes deportivos más prestigiosos de Mallorca, porque ese es el lugar elegido por Kimpton Hotels & Restaurants para inaugurar su primer resort europeo de la división boutique y de lujo de IHG Hotels & Resorts. Hablamos del Kimpton AYSLA Mallorca.

Guillermo Reynés es el responsable del diseño de este espectacular resort, un diseño que es reflejo del entorno en el que está ubicado: mandan los tonos neutro y naturales salpicados por el azul turquesa del mar; además este hotel expone su propia Colección de Arte Contemporáneo, una muestra comisionada por ABA ART LAB y que nos permite disfrutar de más de 700 obras de artistas y artesanos locales, no en vano presentamos este hotel como un hotel con mucho arte…

En el Kimpton AYSLA Mallorca descubrirás obras de Antoni Pedraza, Estefanía POmar Aloy o Pepe Roig Sancho entre otros artistas cuyo nombre es cada vez más importante en el mundo artístico y cultural balear. Claro que no hablamos de una galería de arte sino de un hotel, un espectacular hotel de 79 habitaciones, algunas con jardín privado y terraza doble, dos piscinas exteriores una de las cuales está rodeada de arena, una piscina cubierta, dos bares, dos restaurantes, un spa de 900 metros cuadrados con sauna y baños de barro, cueva de sal, tratamientos de haloterapia, tratamientos de belleza…, además el resort organiza un sinfín de actividades de ocio y bienestar entre las que hay desde clases de meditación guiada o yoga hasta rutas de ciclismo en carretera.

¿Se puede pedir más? Tal vez sí pero, la verdad, no se nos ocurre qué más…

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.