HOTEL EN MARRUECOS Kasbah Tamadot, lujo en la cordillera del Atlas.

La aventura hotelera de Sir Richard Branson en Marruecos es este cinco estrellas a una hora de Marrakech.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La cartera de negocios de Sir Richard Branson parece no tener fin. Del dueño de Virgin ya hemos visitado su último hotel en Chicago, su resort para safaris en la copa de los árboles e incluso la casa que alquila en plenos Alpes. Ahora es el turno para viajar a la cordillera del Atlas, en Marruecos, y enamorarnos de un cinco estrellas que el británico posee en las faldas de esas montañas: el Kasbah Tamadot.

Todo surgió tras un viaje por el Atlas en globo. Uno de los palacios que divisó Eve Branson le fascinó. Persuadió a su marido de comprarlo y convertirlo en todo un referente del lujo en la zona. Está en el pueblo de Asni, a una hora al sur de Marrakech, a los pies del Imlil. Para que no perdiera encanto, así como para que se integrara como negocio en la cultura local, Branson contrató a 120 personas de los alrededores y les formó en la asistencia más lujosa posible (representan el 90% del servicio del hotel). Fue el comienzo de la Fundación Eve Branson, dedicada al fomento de la población bereber de la zona.

El complejo celebra 10 años de vida y en esta década han atendido a más de 110.000 huéspedes. «La habitación favorita es unajaima bereber», explica Branson, que ha pernoctado 14 veces en el hotel desde que lo abriera. Allí tienen toda una granja montada, con burros, camellos, cabras, pavos reales… Eso sí, se mantienen alejados de las 27 habitaciones del complejo, cada una de ellas decoradas de forma individual al estilo marroquí y bereber.

Las reminiscencias de las tiendas son muy claras, especialmente en techos y cortinajes, pero en su interior hay grandes camas King Size, sofás comodísimos, alfombras, muebles de rico artesonado en madera… Y no falta una gran piscina exterior de 25 metros de largo rodeada de tumbonas para tomar el sol, ni un jardín digno de califas, al estilo de los que hay en Marrakech. Destaca la Master Suite, que es una versión en miniatura de una kasbah, con piscina privada y tres habitaciones interconectadas.

Una experiencia sensorial única que está disponible a partir de 550 €/noche en temporada baja.

Localización

Más información Kasbah Tamadot

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.