Four Seasons abre en Tribeca su nuevo Hotel New York Downtown.

La cadena inaugura el último gran rascacielos de Manhattan con un magnífico hotel y apartamentos residenciales. Así es esta 'joya neoyorquina'.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La Gran Manzana está más viva que nunca. Lo demuestra la última gran apertura hotelera de la ciudad: el nuevo Four Seasons Hotel New York Downtown. Como suele ser habitual últimamente, el lirismo desaparece de los cinco estrellas para que los buscadores y el SEO de las páginas web dejen bien claro dónde está.

Y no erá porque esta torre de 82 plantas no pueda merecer un nombre más romántico y menos aséptico, o que el barrio de Tribeca, el distrito en el que se asienta el hotel, no tenga mucha poesía en sus calles. Pero la contemporaneidad manda y así, tras meses de obras, lo nuevo de Four Seasons a un paso del Memorial del 11 de Septiembre es una realidad.

Con 189 habitacioes y suites, el edificio ha sido diseñado por el estudio de arquitectos Robert A. M. Stern, mientras que del interior hicieron lo propio George Yabu y Glenn Pushelberg. El lobby, con una gran escalinata y techos a una distancia de dos plantas del suelo, ya nos permite adivinar que estamos ante un gigante hotelero. Luego será le turno de fijarnos en el suelo de mármol, los exquisitos muebles de maderas nobles, el metal de los apliques…

Se han elegido colores tenues y agradables para la decoración, con profusión de azules claros, grises y cremas, tratando de aprovechar la luz en cada rincón. Se nota en todas las habitaciones, que se reparten entre las plantas 7ª y 24ª. Estas cuentan con hasta cuatro rangos diferentes, desde las Superiores a las Grand Premier, del mismo modo que las suites se subdividen en hasta cinco categorías, siendo las más especiales las bautizadas como Royal, Tribeca y Gotham.

Como buen Four Seasons, el New York Downtown tiene entre sus instalaciones un gran spa. En él, cabinas de tratamiento donde recibir los cuidados deseados a base de los productos de la firma suiza Dr. Burgener Switzerland (por primera vez en Estados Unidos) y de la húngara Omorovicza (exclusivos en Nueva York). Además, un gigantesco gimnasio y una piscina interior de las que cuesta salir y no seguir nadando.

Con salas de reunión que seguro albergarán las fiestas más carismáticas de la alta sociedad neoyorquina, el hotel está en medio de lo más ‘in’ de Manhattan, por lo que su éxito está asegurado. Reservar una noche allí es posible a partir de 700 €.

Localización

2

Más información Four Seasons Hotel New York Downtown

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.