El embrujo asiático de Turcas y Caicos.

Un remanso de paz en un pequeño rincón del archipiélago más paradisíaco del Atlántico Norte.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

¿Quién puede resistirse a un viaje a Turcas y Caicos? Este pequeño grupo de islas, antigua colonia británica, al norte de Cuba, entre la isla y Bahamas, es mucho más que un retiro vacacional de lujo. Conocidas como la ‘Polinesia del Atlántico Norte’, sus barreras de coral y arrecifes permiten que, aún estando abiertas al océano, éste se mantenga contenido, dejando lagunas de un bello azul turquesa durante los doce meses del año.

En su isla principal, Providenciales, a donde se llega tras poco más de una hora desde Miami, se encuentra uno de esos resort que nunca se olvidan. Se llama Amanyara y pertenece a la cadena Amán, sinónimo de lujo asiático y la más alta calidad hotelera. Un destino perfecto para los que quieran unas vacaciones tranquilas, lejos de todo lo que signifique estrés y con una agenda llena de inmersiones de buceo y baños en playas perfectas. Incluso, si se desea, se puede uno apuntar al avistamiento de ballenas, si es la época.

El hotel se compone de 40 pabellones de madera, que bien giran entorno a una gran piscina principal o se encuentran escondidos entre la vegetación. Construidos con materiales naturales, cada uno cuenta con un salón, una habitación, un baño… y lo último en ocio multimedia, así como dos terrazas desde las que ver amanecer o atardecer sobre la playa.

RecomendadoEl hotel Sheraton on the Park de Sidney se renueva.

Uno de los platos fuertes del hotel es su spa, pensado como una aventura holística. Así, cuenta con programas de entre hora y media y dos horas pensados para hidratar el cuerpo, pero también para ganar en serenidad, con baños de pies en infusiones de lavanda o masajes que, con diferentes presiones, actúan sobre los puntos chakras.

Además, un original shiatsu en agua, en el que te relajas sobre una piscina en la que flotas junto a un terapeuta. Y no una piscina cualquiera, sino una creada con piedras volcánicas y agua caliente. Todo un desafío para los sentidos que es posible experimentar si es es huésped del resort.

A partir de 925 €/noche.

Localización

Amanyara Resort, providenciales

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.