El clásico más moderno de los Dolomitas.

Un rincón ideal, en el norte de Italia, para una escapada de otoño.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La historia de este lujoso y encantador hotel de los Dolomitas nace de la conjunción de dos relatos, el de los inicios de este establecimiento como hotel de montaña allá por 1932 y el de Carmen y Klaus, responsables de la transformación de aquel establecimiento primero en un exclusivo hotel boutique del S.XXI.

En 1932 el Miramonti era un pequeño hotel de tres habitaciones y, a lo largo del siglo pasado, fue ganando en espacios, en estrellas y en servicios; Carme y Klaus por su parte eran dos viajeros empedernidos que, a fuerza de recorrer el mundo, llegaron a tener una idea clara de cómo era el hotel perfecto… claro que para convertirlo en realidad tenían que encontrar primero el lugar perfecto. Así llegaron al Miramonti y así comenzó una nueva etapa en este establecimiento que es hoy paradigma del lujo y la belleza.

De todas las habitaciones del hotel la más sorprendente es la última de todas ellas, The Owner’s House, una suite con espectaculares vistas de la montaña y decorada en madera; en cuanto a la oferta gastronómica, se presenta a través de cuatro espacios diferenciados: la terraza, que te permitirá comer o cenar mirando hacia las soberbias montañas en las que está ubicado el hotel; Miramonti Stube, un restaurante que te permitirá descubrir la gastronomía del sur del Tirol; Miramonti Klassik, un restaurante ‘casual’ que promete deleitar a los amantes de la cocina vegetariana y Panorama Restaurant, el más elegante de los cuatro, con espacio sólo para 30 personas y con el conocido y reputado chef Massimo Geromel al mando de sus fogones.

Y a todo esto, que hace ya de este hotel un establecimiento excepcional, se sumó la pasada primavera un spa privado que hará de tu estancia un momento inolvidable, tan inolvidable como las vistas desde la piscina infinita que corona el Miramonti.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.