Dormir en Qufu, el lugar de nacimiento de Confucio, en un nuevo JW Marriot.

Qufu, visita obligada en tu viaje a China, estrena un hotel de glamour y lujo al que no le falta detalle, un nuevo JW Marriott.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Conoces Qufu? cabe que así, sin pensarlo un poco, esta ciudad no te resulte en absoluto conocida, claro que si te decimos que pasa por ser la ciudad natal de Confucio y que se conservan en ella hasta tres magníficas construcciones que son Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO comience a resultarte más familiar… o al menos a resultarte más atrayente la idea de visitarla. Si es así, toma nota porque la cadena JW Marriott estrena hotel en este rincón filosófico del mundo llamado Qufu.

Viajar a Qufu es hacerlo a una tierra histórica en la que no tardarás en encontrar la huella que Confucio dejó en ella, visitas obligadas son estos tres lugares porque, además de su historia y su belleza (o a causa de ellas) son Patrimonio de la Humanidad: el templo de Confucio, el cementerio de Confucio y la residencia de la familia Kong, descendientes directos del mítico filósofo chino.

Si ya tienes claro que tu ruta por China no puede dejar a un lado la ciudad de Qufu debes saber que no tienes que preocuparte por el alojamiento, JW Marriott te ofrece uno de gran nivel para que disfrutes de un bienestar magnífico en un largo viaje por el inmenso país que es China cuando visites la casa de Confucio. Y es que al JW Marriott de Qufu no le falta detalle; la ubicación es magnífica, junto al Templo de Confucio, y sus servicios no lo son menos: 197 habitaciones y suites de lujo, ricamente decoradas y equipadas con los últimos avances tecnológicos, SPA, una espectacular piscina cubierta, Fitness center y dos estupendos restaurantes, uno de cocina china y otro de cocina fusión asiática.

Más información JW Marriott - Qufu

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.