Casa do Governador, el hotel para perderse en el corazón del Alentejo portugués.

Viajamos al Alentejo portugués para alojarnos en un magnífico hotel de Rusticae, Casa do Governador.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Casa do Governador es una casa centenaria en una espectacular finca de 200 hectáreas. Situada en una zona de alta protección ecológica a tan solo dos kilómetros de la ciudad de Évora, en pleno Alentejo.

La casa ha sido restaurada con cuidado y detalle manteniendo su estructura original combinándola con una decoración rústica contemporánea que crea unos ambientes serenos y elegantes.

Casa do Governador cuenta con siete habitaciones en total con tres tipologías de habitaciones. Ofrecen una villa con acceso independiente en un lado de la finca, perfecta para los que buscan máxima independencia. También cuentan con una impresionante Suite con una terraza desde la que hay unas excepcionales vistas a la ciudad de Évora. El resto son habitaciones dobles, con una personalidad única, algunas con cama con dosel o cabeceros originales, donde todos los detalles han sido cuidados al máximo.

Las zonas comunes han sido pensadas para compartir, cuentan con una cocina típica alentejana, sala de reuniones, biblioteca…Y una zona de estar muy especial, con chimenea y una decoración cálida y acogedora.

Casa do Governador ofrece servicio de comidas bajo petición, y en Évora se puede encontrar una gran oferta gastronómica donde no faltan platos típicos alentejanos.

Y en el exterior, la espectacular finca permite disfrutar al máximo del exterior. Un placer especial es salir a disfrutar de un picnic o darse un buen baño en la piscina. Además en la zona se pueden practicar todo tipo de actividades al aire libre: bicicletas, equitación, senderismo… Además de visitar Évora y su famosísimo templo romano.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.