Can Faustino, primer Relais & Châteaux en Menorca.

Es una de las grandes novedades de 2016 del conglomerado de hoteles y restaurantes de gran lujo. Su restaurante Agua, clave de la elección.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Cada año, la gran familia de establecimientos adheridos a Relais & Châteux crece con incorporaciones que denotan la buena salud de la hotelería y la restauración de lujo. Este 2016, en lo que respecta a España, las novedades llegan sobre todo de mano de grandes cocineros como Ramón Freixa, Dani Garcia o Andoni Aduriz, entre otros. En hoteles, en cambio, se encuentra la llegada de Can Faustino, el primer establecimiento menorquín en contar con este sello.

Can Faustino es uno de los hoteles más lujosos de Baleares. Se encuentra en un palacio del siglo XVI, restaurado y acondicionado para ofrecer el mayor de los servicios y comodidades propios del siglo XXI. Con poco más de un año de vida, está en Ciudatella, en el casco histórico, y no hay quien deje de alabar la interesante rehabilitación del mismo, pues ha mantenido toda su esencia señorial de la Edad Moderna, al tiempo que han añadido diferentes estancias y zonas como la piscina.

Compuesto por 21 habitaciones y tres suites, el ambiente es cálido, con uso de materiales y colores muy pegados a la tierra. El interiorismo es obra de Olivia Putman, en colaboración con Laurent Morel-Ruymen, del estudio Mare e Terra. Tanto en el exterior como en el interior de las estancias, el resultado es cómodo, agradable, sin barroquismos; pero también alejado de un anodino hotel de playa. Por cierto, las habitaciones se orientan a un jardín con su arboleda o al antiguo puerto de la ciudad. Romanticismo en estado puro.

La estrella de Can Faustino es el restaurante gastronómico Agua, donde «el producto brilla por sí mismo», aseguran. Bajo las antiguas bóvedas del palacio o a la sombra de las buganvillas del patio se sirven platos creados con productos locales, verduras del huerto del hotel e ingredientes exóticos. Así, platos como el Carpaccio de pez espada o el Cordero Lechal de la isla macerado en hierbas con crema de coliflor son solo dos de las tentaciones. EL menú degustación (previo reserva) cuesta 59 €/persona.

También destaca su spa, situado junto a la piscina exterior y que cuenta con dos salas de tratamiento y una piscina interior, además de un hamman que ocupa una de las antiguas cuevas del palacio.

Cerrado en temporada baja, vuelve a abrir sus puertas el próximo abril con el orgullo de pertenecer a Relais & Châteaux. Desde 155 €/noche.

Localización

Más información Can Faustino

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.