8 películas de coches tan rápidas y furiosas como Fast and Furious 8.

Si ya has visto Fast and Furious 8 y tienes ganas de más, te ofrecemos 8 películas de coches para que les des todo el gas que quieras.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Recién estrenada en las salas la octava entrega de la saga más manchada de aceite de motor y con olor a gasolina y goma quemada del cine, es hora de recorrer algún otro título dedicado a las cuatro ruedas con el fin de saciar el hambre de ruido y velocidad. 8 películas de coches que seguramente nos produzcan las idas y venidas de tanto coche en la película de Vin Diesel -estaba predestinado, con ese nombre-, y compañía.

Y es que desde que el cine el cine y las carreras son las carreras, se han juntado ambas cosas para ofrecernos historias a toda velocidad. Clark Gable o James Cagney se pusieron al volante en los tiempos del Hollywood clásico, como buenos héroes multidisciplinares que fueron. Nos faltó, si acaso, un Murieron con las ruedas puestas de un Errol Flynn que lo hubiera clavado dándolo todo en los peraltes de Daytona.

Por supuesto, luego llegó Él. Steve McQueen, el actor al que mejor le han pegado las dos y las cuatro ruedas de toda la historia. Lo mismo saltaba vallas con una moto en las verdes praderas alemanas que sorteaba rivales en pos de la victoria en las rectas de Le Mans. Y todo con una sonrisa de oreja a oreja como si fuera la cosa más sencilla del mundo.

Ahora es el tiempo de coches rápidos y tuneados, o trucados, que es lo que decíamos nosotros antes de que toda actividad terminase inevitablemente terminada en -ing. Tiempo, al menos en el cine, de carreras callejeras y música bailable, de efectos especiales para maniobras imposibles. Ya no hay especialistas detrás del volante de las acrobacias que vemos en la pantalla, están detrás de una pantalla de ordenador, así que con más razón que nunca nos dicen aquello de no intentar eso con nuestro coche.

Y les hacemos caso, claro. Es mucho mas seguro y agradable ponerse delante de ocho películas de coches tan ruidosas y furiosas como Fast and Furious 8. Y gastamos menos gasolina…

 

<h2>Rush, de Ron Howard, 2013</h2> 1 / 8

Rush, de Ron Howard, 2013

La historia de la enemistad legendaria entre James Hunt y Nikki Lauda, dos de los mejores pilotos de Fórmula 1 de los años 70, contada con casi tanto ritmo, velocidad y pulso como una vuelta a Mónaco. No querrás que baje la bandera a cuadros.

<h2>Bullit, de Peter Yates, 1968</h2> 2 / 8

Bullit, de Peter Yates, 1968

Que casi medio siglo después de estrenada te sigan colocando en todas las listas como la película con una de las mejores persecuciones de coches de la historia quiere decir que algo te sube por la columna vertebral cuando ves conducir a Steve McQueen el Ford Mustang del 68 por las calles de San Francisco. Mítica.

<h2>Las veinticuatro horas de Le Mans, de Lee H. Katzin, 1971</h2> 3 / 8

Las veinticuatro horas de Le Mans, de Lee H. Katzin, 1971

Como es normal, el Tito Steve tenía que aparecer más de una vez en esta lista, y que mejor que hacerlo con una cinta que lleva como firma inconfundible su amor a las carreras, por mucho que dejara la dirección en otra persona. Al terminar, es posible que te notes olor a Porsche. Al tiempo.

<h2>Senna, de Asif Kapadia, 2010</h2> 4 / 8

Senna, de Asif Kapadia, 2010

El que muchos consideran como el mejor documental sobre la Fórmula 1 lógicamente tendría que versar sobre el que otros tantos consideran el mejor piloto de la historia de la competición, Ayrton Senna. Imprescindible para aficionados al mundo del motor.

<h2>Drive, de Nicolas Winding Refn, 2011</h2> 5 / 8

Drive, de Nicolas Winding Refn, 2011

Con Drive ocurre algo parecido a la experiencia de conducir de noche por la ciudad. Lo que para uno es magia de silencios, luces y trazos por unas calles que  parecen sacadas de un cuento, para otros no tiene mayor sentido que el de pasar por el trago lo más rápido posible para llegar a su destino, sin romanticismos inútiles. Ya sabes que tienes que hacer, ¿no?

<h2>The italian job, de Peter Collinson, 1969</h2> 6 / 8

The italian job, de Peter Collinson, 1969

Los trabajitos de la banda de Michael Caine a bordo de tres Mini Cooper que hacen diabluras en Italia sin efectos digitales que valgan pondrían en evidencia a Vin Diesel y compañía. Estilo british por todas partes en una encantadora comedia de robos que no ha perdido ni un ápice de valor.

<h2>Los Caraduras, de Hal Needham, de 1977</h2> 7 / 8

Los Caraduras, de Hal Needham, de 1977

Es posible que vista desde estos tiempos, la comedieta de Burt Reynolds y Sally Field resulte un poco pasada de moda, pero no es menos cierto que el Pontiac Trans Am Firebird de 1977, con ese aire retro hortera de los 70, se ha convertido en todo un símbolo de una época en la que las carreteras americanas estaban dominadas por los muscle-cars sin asomo de competencia.

<h2>60 segundos, de Dominic Sena, 2000</h2> 8 / 8

60 segundos, de Dominic Sena, 2000

Olvida por un rato tus reticencias sobre la capacidad interpretativa de Nicolas Cage y disfruta de esta película de robos y coches con multitud de puntos a favor, entre ellos la presencia de Angelina Jolie y Robert Duvall y la de multitud de coches clásicos con la guinda del Shelby de la persecución final. Para disfrutar sin más pretensiones.

Meta información

Newsletter
Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...
Más sobre nuestras cookies