Yiyí Gutz: moda y emociones.

Serio y perseverante diseño emergente, una diseñadora independiente de primerísima línea natural de Chamberí.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Serio y perseverante diseño emergente de la mano de Yiyi Gutz, una diseñadora independiente de primerísima línea natural de Chamberí, nada más y nada menos. Esta sorprendente creadora de 34 años viene, con el testimonio de su bagaje, a explicarnos cómo se comienza hoy en día en el mundo de la creación y además se lo pone uno por montera.

La moda es su vehículo, su canal de expresión, y es el elegido, y no lo es otro, porque es real, es práctico y es sencillo. “El lenguaje de la moda es brutal, al crear prendas tienes unos límites, hay un cuerpo humano al que te tienes que amoldar y eso te hace investigar, sumergirte en lo trimidendsional, en los patrones. La moda es un distintivo cómplice de nuestras emociones.”

De niña ya se podía observar su amor por las formas, las texturas y las distribuciones en el espacio, cuando dedicaba horas a crear grandes edificos con los Lego. Una visión arquitectónica del mundo que queda siempre patente en sus diseños. El ser la pequeña de tres hermanos la posicionó siempre en ese “yo también quiero” o en el sobrestimado “quiero ser mayor” y la hizo acercarse a la corta edad de ocho años a grupos como Los Ramones o The Who. Debió ser ahí cuando comenzó en ella esa pasión rebelde e inconmensurable por sacar adelante sus deseos.

Comenzó a escarbar en estos terrenos farragosos, que son los del diseño y la creación, a los 16 años, después estudió una truncada carrera de Psicología que acabó cuando por fin se matriculó en la escuela de Diseño de Moda de Madrid. El siguiente paso sería trabajar como becaria en Davidelfín y sacar adelante, por circunsatancias del camino, ella solita la producción de una de las colecciones. Lo que hizo que se quedara con el puesto de Directora de Producción durante más de tres años, labor que recuerda como uno de los más grandes aprendizajes profesionales de su vida. Cuando deja el cargo comienza definitivamente el despegue de Yiyi Gutz con su primer desfile en la Pasarela Mustang del Fib. Desde entonces se ha dedicado en cuerpo y alma a desarrollar la firma, desfilando en distintas pasarelas nacionales, diseñando vestuario, como por ejemplo en la obra de teatro Hamlet, dirigida por Juan Diego Botto, o el de la gala de los XII Premios de la Música, y haciendo mil y un proyectos aunando siempre moda y otras disciplinas.

Como ella misma dice, está todo el día maquinando, buscando empalmar momentos creativos para que así su vida sea un aprendizaje constante. Esa es su pasión: aprender y crear; siempre de la mano de la música, que la acompaña desde que amanece hasta que se acuesta.

Hablemos del “Chiringutz”. Así han bautizado al estudio en el que Yiyi Gutz crea, innova, diseña y se entrega como los peces a la mar. Es en este espacio, donde ella encuentra el mejor momento del día, justo ese en el que comienza a llevar a cabo todos los sueños e ideas que le rondaban la noche anterior.

Yiyí Gutz realiza temporada tras temporada, colecciones pret á porter de hombre y mujer en las que confluyen, por un lado: tejidos de alta calidad, elegidos con cuidado y esmero, y por otro: un patronaje exageradamente elaborado; la unión de ambos da como resultado una línea de prendas iluminadas por formas naturales y sutiles. Vestimenta cómoda pero elegante, con algún que otro guiño a las tendencias más urbanas. Además elabora sus propios estampados, que trasfieren a las prendas un fuerte contenido simbólico.

“El obstáculo con el que me encuentro día a día es que en nuestro país no hay cultura de moda, la gran mayoría tira de de low cost y grandes cadenas. Eso, para los que luchamos cada día por sacar adelante una firma independiente, lo hace muy complicado”

De nuevo, con el Talent de la semana caemos en la verdad de las verdades, confirmada en esta ocasión por Yiyi Gutz: “Con perseverancia, humildad e ilusión puedes conseguir algo bueno. Eres libre.“

Cuando le preguntamos por qué aporta su trabajo al mundo, lo tiene claro y es contundente, “Nada importantísimo, al fin y al cabo hago ropa, no creo vacunas contra enfermedades mortales ni nada de eso. Simplemente ofrezco una opción con la que la gente se pueda sentir identificada, creando un producto cuidado y de calidad.” Sincera y honesta un rato.

Este mes lanza su tienda online y una nueva línea de complementos de madera pintados a mano a modo de accesorios y decoración.

Ahora, después de desfilar en grandes pasarelas hace un parón para recapacitar y dar a luz nuevas formas de difusión de sus creaciones, se integra en lo que se conoce como Slow Fashion, apostando por una moda más sostenible y real.

La seguiremos de cerca, no hay duda de ello.

yiyigutz.es

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.