Gisela Novais & The Blue Summers.

Gisela Novais & The Blue Summers es su sueño, su vida, su banda...

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En los circuitos de música de la capital ya hablan de su voz como del descubrimiento del año, y de sus espectáculos como de una apuesta segura, si es que quieres llegar a casa agotado de tanto bailar y despertarte con agujetas. La conjunción perfecta de buen gusto, energía y ritmo desenfrenado. Ella y su banda, Gisela Novais & The Blue Summers, prometen y cumplen.

Con una bajada de ojos lo reconoce, su madre tenía razón; la de artista es, lo mires por donde lo mires, una profesión muy dura, más de lo que muchos se imaginan. Exige dedicación, valentía, inconsciencia y esfuerzos titánicos; pero, como Novais nos dice, se trata de un impulso interior que a la vez te guía, te dirige y te ayuda a superar cualquier adversidad. Una auténtica carrera de fondo con recompensa garantizada.

Apuntaba maneras sin duda, a los cuatro años se subió por primera vez a un escenario y vivió una experiencia, digamos agridulce. Se sintió feliz y plenamente ilusionada, pero también agobiada por querer: bailar, tocar los tambores y cantar en el coro, todo a la vez. Ya era ella quien es, parece.

Para conocer sus inicio como cantante, y  líder, por aquel entonces, de un banda de versiones que trabajaba en discotecas, tenemos que remontarnos a sus 16 años, cuando, como es normal,  a veces hasta le echaban de sus propios conciertos por ser menor.

Gisela Novais & The Blue Summers es su sueño, su vida, su banda. Gisela y Guillermo Summers empiezan a trabajar juntos casi por accidente. La historia comienza en 2011 en  “El Fabuloso” de Madrid, donde nada más conocerse y escucharse se dieron cuenta de que juntos tendrían el potencial necesario para construir algo grande. Empezaron a componer temas propios inspirados en la escena musical de los años 40, 50, y 60, siempre con el swing, el soul, el jazz, el blues y ese exquisito Rock & Roll de los 50’s como paleta de colores.

Efervescente y veloz fue la constitución de la banda, comenzaron a sumarse músicos de altísimo nivel y pasó lo que tenía que pasar, llegó el debut y el éxito.

Después, podemos decirlo, un camino de rosas. Durante la grabación del que será el primer single de esta nueva etapa -antes tenían otro nombre- «The perfect one«, conocen a Iván “Melón” Lewis, el gran pianista de jazz, que se interesa vivamente por la banda, y decide hacerse cargo de la producción musical.

Les sigue un público selecto y con mucho ojo, amantes fervorosos de la música de la época de donde provienen sus influencias.

«En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro, la música es sinónimo de libertad, es abstracta y muy emocional, es un instrumento que traduce y transmite las emociones de una manera única, directa. Es el analgésico natural«.

Su Olimpo personalizado tiene como grandes dioses y mesías a inmarcesibles artistas como Ray Charles, Peggy Lee, Louie Prima & Keely Smith, Ruth Brown, The Shirelles, Sam Cooke, Sugar Pie de Santo o Johnny Cash…

Una sueño y una canción: «Componer la banda sonora para una peli de Woody Allen y The Pink Panther de Henry Mancini»

Y la gran noticia, mañana a partir de las 22:30h. el público madrileño podrá desgastar rodillas con Gisela Novais & The Blue Summers en la «T» Lounge.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.