Lara Costafreda: un nuevo grito.

Una joven e inquieta leridana, amante del perpetuo movimiento, del mundo y de ese grito del arte que le da sentido a todo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hoy, servidora, manos a la obra desde la mismísima «cidade do Río de Janeiro»; el enclave perfecto para conocer y presentar al nuevo Talent de la semana. Se trata de Lara Costafreda, una joven e inquieta leridana, amante del perpetuo movimiento, del mundo y de ese grito del arte, que le da sentido a todo. Visionaria y talentosa creadora con un porvenir de nuevas luces y lejanas texturas. Le damos la bienvenida, señorita Costafreda, póngase cómoda, está usted en buenas manos.

Aunque sus grandes pasiones son la música, la poesía, la fotografía y por encima de todo, los viajes de gran formato; el motivo que nos reúne en este soleado y tropical miércoles (que al menos así se ve a este lado del horizonte) es su talento a la hora de crear, investigar, confeccionar y visualizar grandes y sensoriales colecciones de moda.

Con tan solo 23 años, ya ha viajado por todo el mundo, buscando aprender, crecer y conocer los secretos que entraña el mundo de la creatividad y del diseño. Todo un espíritu salvaje y vivaz que no le permite estar en el mismo lugar más de unos meses.  Estudió en la BAU de Barcelona, en la Central Saints Martins, en el Royal College of Arts de Londres y por último, en la Universidad PUC, de Río de Janeiro, donde Costafreda vivió más de un año; de ahí, que esta ciudad, en la que de la mar salen inmensas montañas, sea para ella un lugar único y perpetuo y por tanto, el mejor para indagar en su historia. Un curriculum inalcanzable para la mayoría, que se ha agenciado a golpe de dedicación y esmero.

Hoy por hoy, siempre con la maleta lista por si hay que salir corriendo ante una oportunidad irrepetible, no tiene claro cual es su lugar. La declaramos, por tanto, una transeúnte nómada que va, viene, se queda y no vuelve. Tiene pequeños lugares de encuentro y trabajo alrededor de su ciudad de origen, Llardecans, un pueblo con menos de 500 habitantes en el que compartía escuela con tan sólo 40 niños; pero no siente ninguno como realmente suyo. El hogar sin duda, lo lleva consigo, en esa maleta llena de ideas, croquis y apuntes por desmigar y cocinar a fuego lento.

El mundo de la moda la atrapó temprano, pero ésta, la historia de la señorita Costafreda, no es un relato de amor a primera vista, ni de pasión ciega, no, la moda y nuestra leridana de pasiones cariocas, se fueron descubriendo poco a poco, sin grandes arrebatos. Decidió estudiar y comenzar a investigar este mundo casi por casualidad, y resultó ser una grata noticia en su entorno. Comenzaba entonces un largo camino que no ha dejado de darle satisfacciones y de cumplir espectativas. Ha trabajado con grandes diseñadores y estilistas (como el la Lady Gaga, por ejemplo), ha estado sumergida en la semana de la moda parisina, en el equipo de Alexander Wang, y como éstas, incontables referencias a la altura de las más grandes firmas y creadores de nivel internacional.

Para esta madrugadora e insomne joven, de andar grácil y mirada tranquila, la moda es trabajo, noches sin dormir y método, líneas a seguir y que organizar. Todo ello para sacar adelante «la idea», esa que la invade sin previo aviso y que la colma de emoción.

Un sueño por cumplir: trabajar de la mano de Martin Margiela. Un consejo: demos importancia al proceso y el resultado será o llegará si así debe ser. El futuro: colaboraciones varias, destacamos el proyecto que andan esbozando Lennis Li Cheng y ella, de inspiraciones japonesas.

Ella, se define como proactiva, trabajadora y comprometida; nosotros, no podemos obviar su carácter imaginativo y soñador, que definitivamente da alas a todos sus proyectos.

La eternidad de lo inesperado, lo infranqueable de la mirada y la austeridad del misterio, grandes territorios que esta inesperada y frágil «mosquita muerta» coloniza sin pestañear en cada una de sus colecciones, como un carguero de los de antes, sin observar distancias ni tiempos marcados. Viendo lo visto, señorita Costafreda, bon profit!

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.