Vega.

Atrás quedaron su melena lacia y su rostro de niña dulce. Los rasgos de la adolescente que improvisaba canciones en los bares de su Córdoba natal...

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

«Serás ingrávido y mortal. Etéreo y sustancial. Rotundamente tú.» Así es Vega, como dice la estrofa de éste su Requiem, ingrávida y mortal. La cordobesa, que enamoró a media España durante su paso por la segunda edición de Operación Triunfo, es hoy una artista consagrada. Y lo es en ese complicado estilo que es, sobre todo para una mujer, el de los cantautores, esos que desnudan su alma en cada letra sin importarles lo que deducirán los demás al escucharles… Etérea y sustancial.

Atrás quedaron su melena lacia y su rostro de niña dulce. Los rasgos de la adolescente que improvisaba canciones en los bares de su Córdoba natal. Aquellos mimbres han traído a esta mujer de cuerpo atlético y corte de pelo de chico, que derrocha sensualidad. Por lo demás, todo sigue igual: aferrada a su guitarra, Vega es capaz de hacer estremecer incluso al oyente menos entregado. Es Vega. Rotundamente ella.

Un sueño

«Tener el empaque necesario para seguir viviendo creyendo en la realización de los sueños como motor de vida».

Un sabor

«El del vino Bancales Olvidados de la Bodega Ponte da Boga, mi favorito».

Un olor

«El olor a azahar por la judería de mi Córdoba querida, un recuerdo de mi orígen que nunca se olvida. Un olor que se recrea con sólo pensarlo».

Un viaje

«China. Después de hacer este viaje asimilé la relatividad del tiempo, que no importa lo que tardes en hacer el camino, sino cómo lo haces».

Una debilidad

«Mi público con el que tengo en común muchas más cosas de las que pude imaginar, porque se ha convertido en la fábrica de satisfacciones mas importante de mi vida y gracias al cual he podido sentirme realizada profesionalmente».

El 28 de marzo comenzará la gira de presentación por varias ciudades españolas de su disco La cuenta atrás. Mercedes Mígel Carpio cumplió 33 años la semana pasada y ese día anotaba en su blog: «A veces es irremediable mirar para atrás y sentir vértigo, aunque dicha sensación nos provoque finalmente una sonrisa. Nací el 18 de Febrero de 1979. Hoy por hoy llevo aproximadamente 18 años escribiendo canciones. Tengo 33 años y en el balance personal y profesional la balanza siempre se inclina hacia el lado positivo. Siempre he sido una mujer cabezota llena de ilusión«. Lo dicho, ingrávida y mortal, etérea y sustancial, rotundamente Vega.

Búscala en Facebook, en Twitter y en su web oficial

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.