Robert Louis Stevenson, escritor de tesoros. Biografía, citas, frases.

El autor de libros tan deliciosos como La Isla del Tesoro, Robert Louis Stevenson, nació en Edimburgo el 13 de noviembre de 1850.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Robert Louis Stevenson es uno de los grandes de la literatura en lengua inglesa y lo es en un género especialmente complejo, el de la literatura juvenil; Stevenson nació en Edimburgo, en una familia que, por línea paterna, provenía del mundo de la ingeniería pero no fue la ciencia la que reclutó a su talento sino la literatura.

La familia de Robert Louis Stevenson era profundamente religiosa y su niñera lo era más si cabe, las historias que escuchaba en la iglesia, a las que sumaba las que le contaba su niñera, fueron construyendo todo un imaginario que le serviría como inspiración en muchas de sus obras.

Su infancia y su juventud estuvieron marcadas por sus problemas de salud, debilidad ésta heredada de su madre; acompañó a su padre en muchos de sus viajes, ampliando así más sus fuentes de ideas e inspiración, y comenzó estudios de ingeniería náutica más por influencia parterna que por decisión propia; cambió después la ingeniería por el derecho sin mucho éxito porque, en realidad, su pasión era y había sido siempre la literatura.

En 1876, cuando sufrió los primeros síntomas de tuberculosis, viajó por Europa y conoció a una mujer casada, americana, de la que se enamoraría perdidamente; ella viajó de regreso a casa con la intención de obtener el divorcio y él la siguió poco después, se casó en 1880 y siguió escribiendo ahora desde el lejano oeste.

El matrimonio Stevenson regresó a Edimburgo y vivió también en Suiza y Nueva York, donde coincidieron con otro mago de la palabra: Mark Twain; viajaron también a las islas del Pacífico Sur donde se instalaron y donde Robert Louis Stevenson rendiría su vida a su endeble salud y se despediría del mundo, no sin antes dejar compuesta una soberbia librería propia en la que destaca La Isla del Tesoro.

 

Sus Citas y Frases célebres

  • Todo el mundo, más pronto o más tarde, se sienta a un banquete de consecuencias.
    1 / 6

    “Todo el mundo, más pronto o más tarde, se sienta a un banquete de consecuencias.”

    Everybody, soon or late, sits down to a banquet of consequences.

  • No juzgues un día por su cosecha sino por lo que has sembrado.
    2 / 6

    “No juzgues un día por su cosecha sino por lo que has sembrado.”

    Don't judge each day by the harvest you reap but by the seeds that you plant.

  • El compromiso es el mejor y más barato de los abogados.
    3 / 6

    “El compromiso es el mejor y más barato de los abogados.”

    Compromise is the best and cheapest lawyer.

  • Un amigo es un regalo que te haces a ti mismo.
    4 / 6

    “Un amigo es un regalo que te haces a ti mismo.”

    A friend is a gift you give yourself.

  • El mundo no tiene espacio para cobardes.
    5 / 6

    “El mundo no tiene espacio para cobardes.”

    The world has no room for cowards.

  • To forget oneself is to be happy.
    6 / 6

    “To forget oneself is to be happy. ”

    Olvidarse de uno mismo es ser feliz.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.