Daniel Rabinovich, el notario mas divertido del mundo. Biografía, citas, frases.

Daniel Rabinovich, uno de los miembros más carismáticos del grupo argentino Les Luthiers, nació en Buenos Aires el 18 de noviembre de 1943.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hijo de una pianista y un jurista apasionado del tango, Daniel Abraham Rabinovich Aratuz, conocido en su casa como Neneco, nació el 18 de noviembre de 1943. Se crió en el Palacio de los Patos, un complejo de viviendas ubicado en Ugarteche y Las Heras, donde vivió hasta los 18 años. Con esa edad conoció a Masana y al resto de los que serían los futuros integrantes de Les Luthier en el coro de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires mientras cursaba su carrera de Derecho. Comenzaron a hacerse llamar I Musicisti.

Más tarde se hizo notario. Pero lejos quedaba el interés de dedicarse a esa gris y aburrida profesión que sólo llegó a ejercer tres años. Porque ante todo, lo suyo era hacer reír, no concebía la vida de otra forma. I Musicisti duró el tiempo que Gerardo Masana, Marcos Mundstock, Jorge Maronna, Carlos Núñez Cortés y el propio Rabinovich, tardaron en crear Les Luthiers. Corría el año 67, pensaban que la cosa iba a durar dos años y que terminarían mandándose al carajo.

Después de toda una vida hciendo reir, ganando premios y dinero, y viajando, Les Luthiers se han convertido en una marca de humor burlón e inteligente capaz de sobrevivir a cualquiera el dia que uno faltara. Y lo hacían hacen con un humor irreverente, incorrecto, lapidario y sin compromisos en el que Rabinovich tenía mucho que decir con sus monólogos disparatados y su histriónica elegancia.

Además de sus cualidades como actor, su humor brillante y sus juegos de palabras, su sólida formación musical le permitió tocar desde el guitarra al trombón, desde el violín a la batería pasando por doce instrumentos más. Sin olvidar los instrumentos creados por Les Luthiers como el alt-pipe a vara, el bass-pipe a vara, la gaita de cámara, el calephone y el latín, o violín de lata.

Casi todo su tiempo se lo dedicó a Susana, su mujer, a Inés y Fernando, sus dos hijos y a Les Luthiers. Pero también tuvo tiempo para hacer televisión, un puñado de películas de cine y publicar dos libros, Cuentos en serio y El silencio del final. Siempre se consideró cantante, actor y percusionista, nunca notario, este hincha del Independiente de Avellaneda y amante del vino fue el miembro de Les Luthiers que más hacía reir. Se te echa en falta Rabinovich. Hoy es un buen día para recordarte.

Sus Citas y Frases célebres

  • Hagamos la risa y no la guerra.
    1 / 9

    “Hagamos la risa y no la guerra.”

  • Les Luthiers es más que nosotros cinco. Si alguno no está, la función se hace igual.
    2 / 9

    “Les Luthiers es más que nosotros cinco. Si alguno no está, la función se hace igual.”

  • Durante dos horas nuestros público se cura de lo que es la realidad y se mete en un mundo de música, de inteligencia y de humor. Nosotros los artistas lo disfrutamos y lo pasamos fenómeno.
    3 / 9

    “Durante dos horas nuestros público se cura de lo que es la realidad y se mete en un mundo de música, de inteligencia y de humor. Nosotros los artistas lo disfrutamos y lo pasamos fenómeno.”

  • 40 años triunfando no son por facilidad sino por el talento de mis compañeros, la enorme creatividad de mi grupo y -mientras me sonrojo- mi modesta colaboración como genial humorista, brillante actor y músico sublime.
    4 / 9

    “40 años triunfando no son por facilidad sino por el talento de mis compañeros, la enorme creatividad de mi grupo y -mientras me sonrojo- mi modesta colaboración como genial humorista, brillante actor y músico sublime.”

  • La risa, en el caso del ser humano, especialmente del ser humano urbano, es una especie de válvula de escape y de contención a lo que es la angustia de la sobrevivencia.
    5 / 9

    “La risa, en el caso del ser humano, especialmente del ser humano urbano, es una especie de válvula de escape y de contención a lo que es la angustia de la sobrevivencia.”

  • Yo soy notario, trabajé unos tres años y ganaba muchísima plata, pero preferí vivir en la miseria. Soy bohemio. Inventamos chistes y nos pagan por ello. Y encima disfrutamos mucho sobre el escenario y nos aplauden.
    6 / 9

    “Yo soy notario, trabajé unos tres años y ganaba muchísima plata, pero preferí vivir en la miseria. Soy bohemio. Inventamos chistes y nos pagan por ello. Y encima disfrutamos mucho sobre el escenario y nos aplauden.”

  • Si un chico te dice que se quiere tirar desde el techo para probar si su cabeza resiste y vos lo dejás, ejercés mal la libertad. Le podés mostrar con un huevo que su cabeza se va a romper. Ahora, si para decirle no, le pegás con un látigo, tampoco usás bien la libertad.
    7 / 9

    “Si un chico te dice que se quiere tirar desde el techo para probar si su cabeza resiste y vos lo dejás, ejercés mal la libertad. Le podés mostrar con un huevo que su cabeza se va a romper. Ahora, si para decirle no, le pegás con un látigo, tampoco usás bien la libertad.”

  • En el grupo, rige la democracia. Se votan las cuestiones y gana la mayoría. En lo artístico, de cualquier manera, intentamos que el voto sea unánime. Es mucho mejor “cantar” cinco a cero que tres a dos.
    8 / 9

    “En el grupo, rige la democracia. Se votan las cuestiones y gana la mayoría. En lo artístico, de cualquier manera, intentamos que el voto sea unánime. Es mucho mejor “cantar” cinco a cero que tres a dos.”

  • No hicimos televisión nunca porque si no, creo que el grupo se hubiera perdido en la masificación y en lo que es el manoseo de la televisión.
    9 / 9

    “No hicimos televisión nunca porque si no, creo que el grupo se hubiera perdido en la masificación y en lo que es el manoseo de la televisión.”

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.