Somos lo que comemos por eso en enero mandan la cuchara y los platos saludables.

El restaurante Somos, en Madrid, presenta una carta de invierno de lo más apetecible y saludable.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Somos lo que viajamos, lo que leemos, lo que sabemos, lo que vemos, lo que sentimos, lo que aprendemos y hasta lo que desaprendemos… también lo que comemos porque somos (o al menos podemos ser), al fin y al cabo, lo que queramos ser; y si algo tenemos claro hoy, después de un festival de excesos navideños que roza lo insoportable, es que queremos ser gentes sanas, saludables y para eso nada como movernos por la vida comiendo bien, es decir, rico y sano, sin renunciar a la disfrutar de un festival de sabores en la boca ni de un alarde de salud en todo nuestro cuerpo (e incluso nuestra mente, ya sabes, mens sana in corpore sano).

Puestos a ser lo que comemos y a comer sano y rico en Madrid, nos vamos a Somos, un restaurante que nos ofrece una carta de platos de invierno que no puede ser más deliciosa y saludable: en ella mandan, como no podía ser de otra manera en esta época del año, la cuchara (ideal contra el frío) y también las ensaladas que son de lo más sugerente.

Hablando de comer de cuchara no seremos nosotros quienes neguemos su excelencia a una fabada tradicional con su compango pero ¿cómo te suenan unas verdinas con bogavante y almejas o unos garbanzos con acelgas y rape? apetecibles a rabiar, tanto como lo son también la pata de pulpo a la parrilla con ligera muselina de patata, las verduras salteadas con tofu y salsa de soja, el bacalao sobre coulis de pimiento y espinacas o los raviolis rellenos de setas y trufa con pesto rosso.

Así de rico y sano puedes comer en el Restaurante Somos, en el Barceló Torre de Madrid que está en el número 18 de la Plaza de España. ¿Y cuánto te costará el capricho? el precio medio del menú está entre los 35 y los 40 euros pero cuentan con menús ejecutivos que apenas superan los 20 euros.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.