El té en Londres se toma con Churchill.

Winston Churchill asiste al té de las 5 en el hotel Wellesley de Londres.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Cuentan que Lady Astor, la primera mujer que ocupó un escaño en el parlamento británico, sentía una gran pasión por Winston Churchill, cierta admiración, algunos dicen que incluso amor pero también una buena dosis de odio, eran en realidad antagonistas; tanto es así que cuando en una ocasión Lady Astor osó decirle a Churchill que, de haber sido su esposa, le hubiera envenenado el té; a lo que el célebre político británico respondió con la agudeza que lo caracterizaba, le dijo algo así como que si fuese su esposo se bebería ese té envenenado sin pensarlo.

Sirva esta anécdota de Churchill como intruducción a una nueva propuesta londinense que tiene mucho que ver tanto con el político inglés como como el británico té de las 5; se trata de una iniciativa del hotel Wellesley, un establecimiento que disponía ya de una suite con el nombre del político inglés considerado por el propio hotel como un icono británico.

En un salón con vistas a la sala de fumadores del hotel se servirá un té muy especial que tendrá por testigo al propio Churchill que se fuma un puro desde un inmenso cuadro mientras observa a los invitados a este té disfrutar de un delicioso menú.

Un té Churchill Blend enriquecido con almendras y vainilla bourbon de Madagascar y acompañado de bocados como tazas de tiramisú en forma de sombrero de coco, un pastel de queso y mandarina o sabrosos sándwiches.

Puedes reservar mesa para disfrutar de esta elegante propuesta en el hotel Wellesley hasta el 30 de noviembre, su precio es de 35 libras por persona a no ser que optes por añadir champagne a tu menú, en ese caso serán 50 libras si es champagne brut o 55 si te decides por un champagne rosé.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.