Voluptuosidad.

La voluptuosidad ha sido y es símbolo de belleza, sensualidad y atractivo llegando incluso, en ocasiones, a rozar el erotismo...

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La voluptuosidad es una virtud, estamos convencidos. Aunque a veces las modas parezcan querer hacerla a un lado, basta pensar en Sofía Loren o Brigitte Bardot en sus años dorados para concluir que la voluptuosidad ha sido y es símbolo de belleza, sensualidad y atractivo llegando incluso, en ocasiones, a rozar el erotismo.

Es en el volumen justo, en su punto, lugar y medida, donde la voluptosidad se despliega y luce en todo su esplendor, un esplendor que el paso del tiempo tiende a mitigar volviendo la piel más fina, arrebatándole su firmeza y regalándole flaccidez al reducir el tejido adiposo que le sirve de sustento y así llegamos, sin remedio aparente, a un punto de pérdida de volumen… y voluptuosidad. Claro que ahora tenemos volumise.

Se trata de un compuesto de extracto peptídico y ácido hialurónico que, en combinación con la crema hidratante con la que debe mezclarse, no se convierte en la pócima de la eterna juventud, pero casi: en las pruebas que se han realizado a un grupo de voluntarias de entre 50 y 60 años, a quienes se aplicó una crema con un 2% del compuesto, 2 veces al día y durante 14 días, se obtuvo un incremento de volumen en las mejillas del 11.9%; y es que si añadimos volumise a la crema de uso diario, no solo incrementaremos la hidratación sino que, además, estaremos incrementando el volumen y redefiniendo y perfilando la silueta del rostro… o de la zona del cuerpo que estemos tratando.

Y así estaremos vistiendo nuestro rostro y nuestro cuerpo de natural voluptuosidad…

Sepai

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Presumir

Los perfumes que mejor te sientan, los tratamientos, masajes y terapias más placenteros… Una completa carta de sugerencias wellness.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.