El color púrpura al descubierto.

Lancôme recurre a la colorimetría para reproducir la fórmula original de este tono sagrado.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Qué color crees tú que es el púrpura? ¿Cómo lo imaginas? ¿A qué otro tono se parece? ¿Es morado? ¿Es amarillo? ¿Es burdeos? No te preocupes si dudas. No eres daltónico. El púrpura es lo que tiene, que crea confusión. De hecho, los alquimistas pasaron muchos años indagando la verdadera composición de este color sagrado asociado a la divinidad. Y, al parecer, en la actualidad, aún pocos han conseguido descubrirla. La clave se encuentra en un molusco, el hexaplex trunculus, usado por las primeras civilizaciones mediterráneas. Solo los pigmentos extraídos de este molusco dan lugar al genuino color púrpura.

Los laboratorios Lancôme han echado mano de la colorimetría para reproducir un tono lo más parecido posible al misterioso púrpura y lo han convertido en la estrella de su colección de maquillajes para el próximo otoño: Midnight Roses. Inspirada en la noche parisina, la colección rezuma sensualidad por todos lados. Tanto que no es aconsejable para todas las mujeres, sólo para aquellas más especiales y distinguidas que sepan moverse en la noche.

Estrategias publicitarias aparte, la colección nos parece espectacular: muy favorecedora y ponible. Aparte de las lacas de uñas (Le Vernis, 16, 50 euros) y los labiales (Absolu Rouge, 30,50 euros), destacamos dos productos: el colorete Blush Highlither (46 euros) con su textura  marshmallow que se posa sobre la piel con su efecto de soplo fresco y el estuchito Brow Expertise Kit (50 euros) para mantener ojos y cejas en perfecto estado de revista.

lancomespain.com

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Presumir

Los perfumes que mejor te sientan, los tratamientos, masajes y terapias más placenteros… Una completa carta de sugerencias wellness.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.