Como antes. Como ahora.

Acqua di Parma presenta sus nuevos jabones perfumados Le Nobili.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hubo un tiempo en el que se regalaban jabones. Jabones y pañuelos de tela. Hubo un tiempo que pasó, pero que quizá vuelva. Lo hará, sin duda, con joyas tan delicadas como la línea que, en exclusiva y hasta agotar existencias, ha lanzado la casa italiana Acqua di Parma.

Se trata de una deliciosa edición limitada que completa  el mundo de las fragancias femeninas de Acqua di Parma. Y así un gesto tan cotidiano como abrir el grifo y lavarse las manos, lleva impreso tres perfumes inolvidables: Iris Nobile, Magnolia Nobile o Gelsomino Nobile. Y su esencia queda, perdura.

El interior es precioso, sugerente; sencillamente, una explosión de sensaciones. Tanto como el exterior, esto es, un packaging de papel gofrado realizado con el inconfundible color amarillo de la emblemática casa. En su interior, tres jabones con la fragancia preferida envueltos uno a uno en papel de seda. El color violeta envuelve Iris, el marfil Magnolia y el verde pastel Gelsomino, iluminados por los reflejos dorados de la etiqueta aplicada a mano.

Cuando se desenvuelven, se aprecia una textura lisa y suave. Y su aroma, sutil. Cuando se utilizan, se adivina una fórmula rica y envolvente, una espuma suave y cremosa. Porque solo contienen ingredientes puros, naturales y seleccionados, perfectamente mezclados entre sí gracias a una elaboración artesana.

Los aceites de coco y de palma, junto a la glicerina obtienen un efecto suavizante, mientras que la proteínas de la seda, asociadas a la provitamina B5 dejan la piel suave y aterciopelada, proporcionándole una agradable sensación de frescor.

Cada cajita contiene tres jabones de 100 gramos. El precio: 47 €. Hasta agotar existencias.

Más información Acqua di Parma

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Presumir

Los perfumes que mejor te sientan, los tratamientos, masajes y terapias más placenteros… Una completa carta de sugerencias wellness.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.