header

Monet y Boudin veranean en el Thyssen.

El Museo Thyssen-Bornemisza presenta Monet / Boudin, un diálogo entre el impresionismo de Claude Monet y los paisajes de su maestro, Eugène Boudin.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Escenas de playa, paisajes agrestes, efectos atmosféricos, horizontes soleados, cielos cambiantes… las pinturas de Monet y Boudin dialogan en el Thyssen-Bornemisza en una muestra excepcional que exhibe de manera conjunta la obra de ambos artistas. Eugène Boudin (Honfleur, 1824 – Deauville, 1898), representante destacado de la pintura al aire libre francesa de mediados del siglo XIX, fue el maestro de Monet, el protagonista del periodo de aprendizaje del pintor impresionista y un referente a lo largo de toda su carrera. Él mismo confirmaba a su biógrafo un reconocimiento sin reservas: “Lo he dicho y lo repito: todo se lo debo a Boudin”.

Eugène Boudin fue uno de los artistas pioneros de la pintura al aire libre. Su infancia entre los acantilados salvajes de las costas normandas tuvo mucho que ver con esa afición por pintar directamente del natural. Igual que su trabajo como grumete en los viajes por el estuario del Sena a bordo del barco de su padre. Pese a que pronto abandonó el oficio, siempre le quedó un fuerte vínculo con el mar, protagonista indiscutible de su obra. También conocido como “el rey de los cielos”, Boudin estudió en profundidad los efectos lumínicos, plasmándolos en cielos efímeros y atardeceres fugaces.

Monet aún se dedicaba a pintar caricaturas cuando conoció a su maestro. Corría el año 1857. Claude Monet llevaba seis recibiendo clases de dibujo de Jacques-François Ochard, pero la disciplina académica le resultaba tediosa. Prefería pasar las horas junto al mar. Pese a ello, tampoco le gustaban las marinas de Boudin que, junto a sus caricaturas, se exhibían en el escaparate de la papelería Gravier de Le Havre. Hasta que coincidieron en la tienda. A partir de entonces, la relación entre Monet y Boudin se fue nutriendo de inquietudes comunes, horizontes costeros, impresiones de luz, efectos atmosféricos y arte a la intemperie.

La partida de Monet a París en el año 1859 pudo haberles distanciado. Sin embargo, sus frecuentes viajes a El Havre, la correspondencia que mantuvieron y la producción artística de ambos demuestran que el vínculo entre alumno y mentor se mantuvo, convirtiéndose en amistad y admiración mutuas.

Comisariada por Juan Ángel López-Manzanares, conservador del Museo Thyssen, la exposición cuenta con el mecenazgo de JTI y reúne un centenar de obras de los dos pintores, incluyendo préstamos del Musée d’Orsay de París, la National Gallery de Londres, el Metropolitan de Nueva York, el Museu Nacional de Belas Artes de Río de Janeiro o el Marunuma Art Park de Japón y de colecciones privadas como la de Pérez Simón.

A lo largo de un recorrido cronológico y temático articulado en ocho capítulos, Monet/Boudin enfatiza los intereses artísticos que compartían ambos artistas, como la  atracción por la iconografía de la vida moderna, los efectos de la luz y la naturaleza salvaje de las costas de Bretaña y Normandía.

+

Monet/Boudin. Museo Thyssen-Bornemisza. Fechas: del 26 de junio al 30 de septiembre 2018. Comisario: Juan Ángel López-Manzanares.

Más información Museo Nacional Thyssen Bornemisza

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Advertisement Advertisement