La Real Academia de Bellas Artes reabre su museo y la Calcografía Nacional.

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid reabre su museo con un nuevo itinerario y entrada gratuita hasta el 31 de julio.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Fue el pasado martes, el 16 de junio, cuando la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando recuperó por fin su actividad museística en Madrid. Después de tres meses de cierre forzoso, la institución artística más antigua de España reabre su museo de manera parcial, adaptado a las nuevas normas de seguridad sanitaria para los visitantes.

La principal novedad de esta etapa expositiva se centra en la colección permanente del museo y la reubicación de las obras destacadas de la institución. El itinerario propuesto  incluye la planta primera, dedicada a los maestros antiguos; y la segunda, donde se muestran los grandes retratistas del siglo XIX ordenados de forma temática.

La zona destinada al arte de los siglos XVI a XVIII combina pintura y escultura en un espacio renovado, estructurado linealmente con el fin de mantener las distancias interpersonales. El recorrido se inicia en la sala consagrada orígenes de la Real Academia de las Tres Nobles Artes. Las piezas escogidas, vinculadas con la etapa preparatoria de la Academia (1744-1752), explican las fases y los modelos seleccionados para la enseñanza artística y la actividad docente entre 1752 y 1760.

La siguiente parada nos sitúa en el Renacimiento italiano, destacando en particular uno de los iconos de la colección: La Primavera de Arcimboldo —único cuadro del artista conservado en una institución pública en España—; el Barroco de los Países Bajos, representado por Rubens, Anton Van Dyck o Frans Snyders; y ejemplos muy significativos de la pintura de la Ilustración, con obras de Anton Raphael Mengs o Pompeo Batoni.

Entre los grandes maestros españoles y extranjeros del XVI brillan especialmente los tintorettos, los grecos y dos obras esenciales de Zurbarán: grupo de los frailes de Merced y su bellísima versión del Agnus Dei. Mientras que el Siglo de Oro español lo presiden Murillo, Alonso Cano y José de Ribera. Culmina el itinerario la sala dedicada a Francisco de Goya. No sólo es un imprescindible del museo sino uno de los grandes tesoros de la colección con trece magistrales pinturas del artista aragonés.

Este espléndido conjunto de cuadros de Goya —muy vinculado a la Academia durante toda su vida artística— se encuadrada cronológicamente entre dos de sus autorretratos, Goya joven ante el caballete, y el de busto, con el pintor próximo a cumplir los setenta años. En la sala se exponen otros magníficos retratos, como los de La Tirana, Juan de Villanueva, Leandro Fernández de Moratín o Manuel Godoy, así como las cinco tablas de gabinete entre las que se encuentra el célebre Entierro de la sardina.

La segunda planta del Museo reúne, entre otras muchas obras, las tres inusuales vistas de ciudades en cera de Nicolas Cetto, y tres espacios temáticos dedicados a la música, a la arquitectura y a la colección de vaciados escultóricos, una de las más destacadas del mundo.

El recorrido enlaza con la prórroga de la exposición de Calcografía Nacional, una muestra dedicada a la 23º edición del Premio de fotografía humanitaria, correspondiente a la convocatoria de 2019, cuyo ganador fue el fotógrafo iraní Mohsen Kaboli por su serie Madre sustitutapor su novedosa expresión fotográfica y por su acierto al abordar los matices y la complejidad del controvertido asunto de los vientres de alquiler con gran sensibilidad”. Se incluyen también los trabajos de los tres finalistas: Javier Fergo, con El último viaje de Zohra Sarrouj, sobre la repatriación del cadáver de una joven marroquí que murió tratando de llegar a Europa. Le sigue Daniel Ochoa de Olza y su cobertura sobre la migración centroamericana a Estados Unidos —Cruzando la última frontera— en Tijuana. El tercer finalista fue Santi Donaire con la serie de fotos en blanco y negro Hijos de la desmemoria, sobre la apertura de fosas de la guerra civil española.

Con motivo de la inauguración del nuevo acceso entre el Museo de la Academia y el Gabinete Goya, la Calcografía acogerá un compendio de tres lecturas de la obra gráfica del pintor. Dos de ellas fueron ya presentadas de forma monográfica en las exposiciones Goya cronista de todas las guerras (2008) y Goya fisonomista (2014). La tercera anticipa un ulterior proyecto expositivo sobre la visión de Goya en torno a la mujer.

La Real Academia de Bellas Artes recupera igualmente su programa Tardes de Arte, los últimos sábados de cada mes.

Más información Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.