La animación artística de William Kentridge conquista el CCCB.

El CCCB dedica una exposición al artista sudafricano William Kentridge, una oportunidad única para disfrutar de algunas de sus obras más emblemáticas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Nacido en Johannesburgo, en 1955, William Kentridge presenta por primera vez en Barcelona la serie completa de once películas de animación. Bajo el título Drawings for Projection, inició en 1989 el proyecto que dio a conocer en el panorama artístico internacional y que finalizó durante el confinamiento con la película City Deep. Los once cortos, creados a base de dibujos a carboncillo y pastel, constituyen una crónica crítica de la historia de Sudáfrica, desde el apartheid hasta hoy.

Dichos films forman parte de la exposición Lo que no está dibujado en la que el CCCB reúne en Barcelona universo creativo del Princesa de Asturias de las Artes 2017. Siete dibujos en papel y nueve tapices de gran formato dan buena cuenta del laborioso proceso de creación de los cortos mencionados, realizados con la colaboración del  Stephens Tapestry Studio de Johanesburgo, taller local que da trabajo a mujeres del distrito. Los tapices presentan siluetas oscuras de personas cargadas (refugiados, manifestantes, peregrinos), cuyos fardos simbolizan el peso de las guerras, las consecuencias de las crisis y de los problemas mundiales contemporáneos.

La muestra comisariada por Jaap Guldemond —director de exposiciones del Eye Filmmuseum de Ámsterdam— exhibe además More Sweetly Play the Dance, otra de las obras más representativas del proceso creativo de Kentridge. Se trata de un colosal friso en movimiento de cuarenta metros de largo a caballo entre la instalación artística y las artes escénicas. En cada una de las ocho pantallas que componen la pieza se representan escenas relevantes del contexto sudafricano en plena expansión del ébola: una procesión ritual, una manifestación de desposeídos, refugiados escapando de una crisis, una danza medieval de la muerte. More Sweetly Play The Dance se exhibirá a partir de enero y de manera permanente en una nave de Planta.

Lo que no está dibujado no sólo ofrece un retrato poliédrico del creador sudafricano y de su polifacética obra, también pretende ser un espacio de reflexión sobre los retos del postcolonialismo y el enfrentamiento entre las zonas de poder y de exclusión social en la sociedad europea actual. Y es que el discurso creativo de Kentridge se desarrolla en torno al deber ético de todo artista que, según él, “pasa por carcomer los pilares del dogma con las herramientas de la incertidumbre, la ambigüedad y la contradicción”.

Más información CCCB

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.