'Nihon no Hanga'. Elise Wessels: El Rijksmuseum viaja junto a Elise Wessels al Japón de los años 20.

El Rijksmuseum presenta una selección de obras maestras del grabado japonés del siglo XX procedentes de la colección Elise Wessels.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Era la época del Art Déco, el Modernismo y las vanguardias; del jazz, el tango y el charlestón; de Le Corbusier y Mies Van der Rohe; de la libertad, las faldas cortas y Coco Chanel; de Kafka y de Joyce… Mientras esto sucedía en Europa y Estados Unidos, los primeros años del siglo XX suponen para Japón un extraordinario florecimiento de la industria, el comercio internacional y la expansión imperialista, al tiempo que experimentaba una profunda renovación cultural, social y tecnológica claramente influida por Occidente. Pero, junto al optimismo creciente, se aprecian igualmente ciertos signos de nostalgia alimentados por la incertidumbre y los ideales del pasado. A lo que también contribuye el devastador terremoto que en 1923 arrasó Tokio y muchas poblaciones cercanas. En medio de este torbellino de dicotomías y modernidad sin precedentes, el arte nipón vive también uno de sus momentos más álgidos.

No sólo se hacía popular en Europa —Japonismo—, artistas como Umehara Ryuzaburo y Yasui Sotaro promovieron los estilos Cézanne, Renoir o Camille Pissaro en la pintura, mientras que el grabado tradicional se abría a las nuevas tendencias con la aparición de dos corrientes artísticas conocidas como Shin Hanga (nuevas impresiones en madera) que encajaba con la tradición centenaria del grabado japonés, y Sōsaku Hanga (impresiones creativas) mucho más vanguardistas e innovadoras cuya temática giraba en torno al mundo moderno, la vida urbana y la industria.

Entrelazando estas dos vertientes del grabado nipón, el Rijksmuseum de Ámsterdam presenta la exposición Japanese prints from the Elise Wessels Collection. Una muestra inédita que reúne por primera vez en la historia del museo más de ciento setenta piezas procedentes de la colección Nihon no Hanga de Elise Wessels. La más extensa recopilación de arte japonés de los Países Bajos y una de las mejores del mundo occidental, fruto de un cuarto de siglo de coleccionismo y dedicación, y que pone de manifiesto la historia de una sociedad en transformación, además de ofrecer una visión casi completa del grabado japonés durante este período.

Junto a los grabados, la exposición cuenta con una exhibición de kimonos y lacas de la colección Jan Dees & René van der Star, así como una selección de carteles cedida por el Museo Nacional de Arte Moderno de Tokio.

+

A partir del mes de junio en el Ala Philips del Rijksmuseum.

Más información Rijksmuseum

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Fahrenheit 451.+

Fahrenheit 451.

Érase una vez la historia de la temperatura a la que se consumía el papel en un incendio, Fahrenheit 451, o algo más de 230 grados celsius; un mero dato científico tras el que se escondía todo un relato. + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.