Berenice Abbott, la fotógrafa de la modernidad, de Nueva York y otras ciencias.

Berenice Abbott. Retratos de la modernidad es la primera exposición fotográfica de 2019 que acoge Fundación Mapfre en Casa Garriga Nogués, Barcelona.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Berenice Abbott (1898, Springfield, Ohio – 1991, Monson, Maine) tenía la intención de convertirse en periodista. En 1917 se matricula en la Ohio State University, pero aquel entusiasmo le duró apenas unos meses. Y es que cuando pisa Nueva York por primera vez y entra en círculo artístico del Greenwich Village, el periodismo deja de ser el camino. Se inicia entonces en la práctica de la escultura. Tres años después viaja a París, donde empieza a trabajar como ayudante en el estudio de Man Ray, descubre su vocación como fotógrafa y conoce a Eugène Atget.

Con semejantes mentores y maestros, no de extrañar que la joven Abbott venerase el arte fotográfico ni que aprendiera rápidamente las destrezas del retrato. Claro, que ella también lo valía. En 1926 se establece como artista independiente. Pronto sus retratos de la intelectualidad más vanguardistas del momento adquieren gran renombre. Durante su época como retratista va cultivando poco a poco su propia estética, al margen de las convenciones e impregnada de modernidad.

Bajo el aspecto cuidado y formal de esos primeros retratos, Berenice Abbott deja entrever ciertos tintes autobiográficos, pero también una dualidad entre la fotografía documental y la artística.

Es cuando regresa a Nueva York cuando se sumerge en la vorágine de una ciudad en plena evolución. Es también entonces cuando percibe (y manifiesta en sus imágenes) las infinitas posibilidades de esta gran urbe como arquetipo de la modernidad. Si para Gay Talese, tres décadas después, Nueva York era una ciudad para los excéntricos, Berenice Abbott la transformó en un ser vivo, en el personaje protagonista de las deslumbrantes instantáneas que trasladan el bullicio, la diversidad, el cambio constante.

No sólo retrata la magnificencia de los rascacielos. También se traslada a las zonas marginales. Nos ofrece una visión de las personas sin techo, de las carencias, de un Rockefeller Center, apenas esbozado en 1932.

Aunque es en sus series neoyorkinas donde la fotógrafa concentra el máximo de espectacularidad, también le dio por la investigación, los experimentos físicos y los fenómenos científicos. Comienza a plasmar esta peculiar afición a finales de los 50 en el Physical Science Study Committee (PSSC) del Massachusetts Institute of Technology. Los archivos del MIT custodian la mayoría de estos trabajos bañados una vez más por esa dualidad documental y artística que rige en toda su obra. Se trata de fotografías que documentan fenómenos físicos, mostrando al tiempo la exquisita imaginación y creatividad de Abbott.

Comisariada por la catedrática de Arte Contemporáneo en la UCM, Estrella de Diego, la Fundación Mapfre acoge en Casa Garriga Nogués (Barcelona) la muestra Berenice Abbott. Retratos de la modernidad.

La exposición recorre la trayectoria de Berenice Abbott a través de casi doscientas fotografías de época agrupadas en tres secciones temáticas. Ofrece también una pequeña muestra de la obra de Eugène Atget, con once de sus fotografías, positivadas por la propia Abbott en 1956.

Tras su paso por Barcelona, la exposición se podrá ver en la Sala Recoletos de Fundación Mapfre en Madrid (del 1 de junio al 25 de agosto de 2019).

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

DANA.+

DANA.

Érase una vez la historia de una dana que emulaba al diluvio universal recordándonos que hubo un tiempo en el que Noé tuvo que construir un arca... + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.