Seis libros románticos para sobrevivir al invierno.

El amor mueve el mundo. Incluso el de los corazones más mezquinos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

No  me negaréis que las mejores baladas han salido de las guitarras de los rockeros más canallas. Pues lo mismo ocurre con las letras. Hasta en las novelas más salvajes o los argumentos más despiadados podemos encontrar –y casi siempre encontramos– una maravillosa historia de amor. Feliz o infeliz, tierno o destructivo, platónico o real, primitivo, apasionado, vulgar, sublime, sórdido, prohibido, inquietante, complicado, aberrante, imposible… ¿Cursi? No necesariamente. Y es que el amor mueve el mundo. Incluso el de los corazones más mezquinos.

Sí, sí. Ya imagino a los detractores más acérrimos del género romántico arrugando la nariz y a alguno de mis amigos barajando muy seriamente la posibilidad de una pérdida absoluta de raciocinio que me haya llevado irremediablemente a leer cursiladas. No, queridos míos. Para vuestra intranquilidad, sigo siendo la misma. Porque, al margen de los escritores “moñas” –que haberlos los hay, no nos vamos a engañar– y de todos esos clichés, a veces infundados, que durante una buena temporada han perseguido al romanticismo como si fuera una lacra literaria, las novelas románticas también son apasionantes.

Esta vez, con el idilio como hilo conductor, os propongo un paseo por la literatura romántica contemporánea a través de seis obras muy diferentes entre sí para descubrir que este género tan injustamente vilipendiado esconde tesoros literarios deliciosos.

  • 16

    Los buscadores de conchas. Rosamunde Pilcher

    Un cuadro pintado por el padre de Penelope Stern –la heroína de la obra- es el desencadenante de una serie de acontecimientos que la devuelven a Cornualles. Allí, entre los nostálgicos paisajes de la campiña británica y el agitado mar del Land’s End, Penelope va reconstruyendo su vida, su pasado… Rosamunde Pilcher recrea en esta novela “un microcosmos de sentimientos enmarcados y complejas relaciones familiares, al tiempo que arroja luz sobre las facetas más delicadas del alma humana”.

  • 26

    Esta noche dime que me quieres. Federico Moccia

    El autor de “A tres metros sobre el cielo” vuelve a sorprendernos con el amor y la felicidad como centro de su nueva obra. Una novela que, a modo de cuento moderno, nos narra las aventuras y desventuras del joven Tancredi: millonario, guapo, brillante…, todos los ingredientes para hacer de él un auténtico galán que, sin embargo, es incapaz de entregarse al amor por culpa de un incidente pasado del que no se sobrepone. Hasta que conoce a Sofía.

  • 36

    El cuaderno de Noah. Nicholas Sparks

    Cartas robadas, prejuicios sociales y una distancia impuesta –tanto en el tiempo como en el espacio- prácticamente insalvable no auguran un final feliz para el apasionado (y apasionante) idilio juvenil de Allie y Noah. Todo empieza y acaba en el mismo verano, el de 1932. Pero una fotografía y un titular de periódico, a veces pueden cambiar el destino. Un amor indestructible, los demonios del Alzhéimer y un misterioso diario sobrevuelan las páginas de esta tierna novela que, además de convertirse en uno de los mayores éxitos del 2002, fue llevada al cine dos años después por Nick Cassavetes.

  • 46

    La Duquesa del amor. Sally MacKenzie

    Divertida, desenfada, alocada, irreverente –casi tanto como nuestra protagonista, la impetuosa Venus- y narrada con un gran sentido del humor que roza a veces el disparate (con toda la intención, por cierto), “La Duquesa del Amor” es la carta de presentación de los duques de Greycliffe, un peculiar matrimonio cuya gran afición consiste en emparejar a los demás. Un aperitivo de la divertida saga que continúa con otra obra, “Una novia para Lord Ned”, más larga, elaborada e igualmente hilarante.

  • 56

    Las horas distantes. Kate Morton

    Otra vez las cartas se convierten en el hilo conductor de una bonita historia de amor. Aunque en este caso, sólo es una. La única. Perdida en una saca de correos durante la Segunda Guerra Mundial consigue llegar a su destino 50 años después. ¿Demasiado tarde? Tal vez… Recuerdos, secretos inquietantes, enigmas, memorias de familia, intriga, algún que otro sobresalto y un escenario idílico –un espléndido castillo británico, hoy decadente- configuran una obra emocionante, tierna, envolvente; muy cercana a la novela gótica romántica de Jane Austen o las hermanas Brönte.

  • 66

    Adios a los hombres. Antonio Gomez Rufo

    El tres es un número impar… Ya lo decía Almudena Grandes en Castillos de Cartón, una de sus novelas más controvertidas. ¡Cuánta razón! Y si no que se lo pregunten a Gómez-Rufo y a Juan, Claudia y Laura, los tres protagonistas de una obra que refleja una sociedad superficial, entregada al individualismo y al ego. Juan está casado con Claudia y enamorado de Laura, lo saben los tres. Pero lo que no sabe ninguno de ellos es lo que cada uno está dispuesto a hacer para que nada siga siendo así. Pero también aparece Consuelo, con lo que el asunto se complica aún más, si cabe. Una reflexión sobre el amor recreada sobre esa psicología masculina incapaz de exteriorizar sus verdaderos sentimientos y un tratado sobre la soledad, los miedos, la resignación.

Más información

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.