Un cuarto de siglo sin Graham Greene. Las películas del Narrador.

A los 25 años de su muerte, es un estupendo momento para recuperar los relatos de Graham Greene convertidos en películas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Durante prácticamente toda su vida literaria, Graham Greene fue un candidato a conseguir el Nobel. Parece ser que la principal razón para que no se lo concedieran era su popularidad como escritor, su éxito contando historias. Como si el hecho de que fuera accesible a un gran número de lectores le restara calidad literaria. El eterno combate entre la necesidad de mantener una élite cultural guardiana de pretendidas esencias y el puro discurrir de la creación, poco dispuesta a depender del número de sus consumidores para ser juzgada. Dicho de otro modo, ni lo que a todo el mundo gusta tiene que ser de mala calidad ni el hecho de que una novela no se entienda y haya que leerla con dos diccionarios al lado significa que sea incuestionablemente buena, por mucho que la recomiende el gurú de turno.

Volviendo a Greene, de cuya muerte se cumplen este mes de abril 25 años, no hay duda de que era tan popular y tan fácil de leer no porque su obra no atesorara una gran calidad, si no precisamente por eso, por ser un extraordinario narrador, un maestro de la técnica narrativa, tanto en el estilo de escritura, ágil y sencilla, cuasi-cinematográfica, como en la creación de  argumentos y personajes, enfrentados siempre estos últimos a dilemas morales que tan bien han retratado el discurrir del hombre por el tan poco humano siglo XX, con sus dos Guerras Mundiales y sus revoluciones y contrarrevoluciones permanentes.

Revolucionario él mismo pero también católico, bipolar, viajero impenitente, espía, amante de los placeres mundanos… la figura de Greene es tan apasionante como lo son sus personajes. Y como lo son también las películas basadas en sus libros e historias, alguna de ellas -quizás la mejor-, como El Tercer Hombre, con su nombre firmando el guión. Cine para leer a Graham Greene o para descubrirle de nuevo, libros para ver el mundo a través de las películas que inspiraron, las películas de uno de los mejores narradores del siglo XX.

El Americano Impasible (Philip Noyce, 2002) 1 / 10

El Americano Impasible (Philip Noyce, 2002)

Adaptación de la novela de Greene Un Americano Tranquilo, de 1955, que ya fue llevada al cine por Joseph L. Mankiewicz en 1958. Intrigas políticas y triángulos amorosos en la Indochina que precedería al conflicto que terminaría por convertirse en la guerra de Vietnam, y que cubrió el mismo escritor como corresponsal.

El Ídolo Caído (Carol Reed, 1948) 2 / 10

El Ídolo Caído (Carol Reed, 1948)

Primera toma de contacto, antes de El Tercer Hombre, entre Reed y Graham Greene, en esta ocasión adaptando un relato corto del escritor. Un mundo de secretos inconfesables vistos a través de la mirada y la mente de un niño.

El fin del romance (Neil Jordan, 1999) 3 / 10

El fin del romance (Neil Jordan, 1999)

Segunda adaptación de la novela homónima de Graham Greene. La culpa, el deseo, la religión, la moral frente al amor. Julianne Moore consiguió su primera nominación al Oscar como protagonista (segunda en total) encarnando a una mujer que se debate entre su verdadero amor y la vida que ha creado.

El Tercer Hombre (Carol Reed, 1949) 4 / 10

El Tercer Hombre (Carol Reed, 1949)

Orson Welles, Joseph Cotten, Carol Reed, el propio Graham Greene… todos los nombres suenan a leyenda en esta obra maestra. Una película de esas que respiran puro cine por los cuatro costados. Imprescindible tenerla siempre a mano.

El Fugitivo (John Ford, 1947) 5 / 10

El Fugitivo (John Ford, 1947)

Nada menos que John Ford adapta a la pantalla la que quizás es la obra cumbre de las novelas de Greene, El Poder y la Gloria. Sobre todo, la mejor entre los títulos que giran alrededor del catolicismo. Glorioso Fonda.

Los Comediantes (Peter Glenville, 1967) 6 / 10

Los Comediantes (Peter Glenville, 1967)

Intrigas y relaciones amorosas entrelazadas en el corrupto y peligroso Haití de Duvalier. Guión del propio Greene sobre su novela y reparto de campanillas encabezado por la pareja de aquel momento, Taylor y Burton, aunque el conjunto no terminará de funcionar lo bien que se podría esperar.

Agente Confidencial (Herman Shumlin, 1945) 7 / 10

Agente Confidencial (Herman Shumlin, 1945)

Charles Boyer es Luis Denard, un agente del gobierno republicano español en una misión en Londres. Lauren Bacall es Rose Cullen, la niña rica hija del magnate con quien Denard debe negociar. Y la película es una delicia de cine negro a redescubrir las veces que hagan falta.

Nuestro Hombre en La Habana (Carol Reed, 1959) 8 / 10

Nuestro Hombre en La Habana (Carol Reed, 1959)

Tercera colaboración entre Graham Greene y el director Carol Reed. Un estupendo Alec Guinness encarna a un pobre hombre al que las circunstancias colocan nada más ni nada menos que como espía británico en la Cuba prerrevolucionaria.

Contratado para matar (Frank Tuttle, 1942) 9 / 10

Contratado para matar (Frank Tuttle, 1942)

Cine negro del bueno, buenísimo con la historia adaptada de una novela del escritor británico y el bautismo en la pantalla de una de las parejas más emblemáticas del género: Veronica Lake y Alan Ladd.

El Ministerio del Miedo (Fritz Lang, 1944) 10 / 10

El Ministerio del Miedo (Fritz Lang, 1944)

Un fascinante thriller psicológico con estilo y formas de cine negro y ambiente bélico. Con la indudable y genial firma visual de Fritz Lang, es una joyita que inexplicablemente ha ido perdiendo nombre con el paso de los años. Es hora de recuperarla.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.