Cine para el fin de semana: Hasta el último hombre, Paterson y María (y los demás).

Mel Gibson se vuelve antibelicista, Jim Jarmusch nos ofrece una pequeña obra maestra y María nos presenta a su familía ¿Hace un cine?

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Quien nos iba a decir que setenta años después del término de la Segunda Guerra Mundial y de sotopotecientas películas sobre ella, aún nos iban.a quedar héroes por conocer. Y más que eso, quién nos iba a contar que Mel Gibson nos iba a salir pacifista. Debe ser cosa de la época, que vuelca referéndums y directores de cine, y hace que Gibson nos cuente en Hasta el último hombre -y muy bien contado- la historia de Desmond Doss (Andrew Garfield), un pacifista alistado que combate en el Frente del Pacífico y se convierte en uno de los mayores héroes norteamericanos sin disparar un sólo tiro. Sin embargo, es posible que alguien nos dijera que Jim Jarmusch nos iba a regalar otra obra maestra en algún momento, así que Paterson, su última película, no nos pille confesados o a traspiés, que no me acuerdo como se dice. El caso es que las cosas cotidianas, por una vez, se ganan un puesto en la pantalla y salimos ganando una pequeña joya incrustada en el alma y en la mirada. No es una obra maestra, pero María (y los demás) comparte con el film de Jarmusch ese interés por las cosas pequeñas y con importancia, por el día a día, que no vivimos los humanitos de dolor en dolor ni de comida de navidad en comida de navidad, y lo hace con ironía y un humor de esos que parece que no pero que cala. ¿Hace un cine?

Hasta el último hombre, de Mel Gibson 1 / 3

Hasta el último hombre, de Mel Gibson

El presumiblemente duro Gibson se nos hace pacifista, aunque es posible que tras ver esta narración de la vida de Desmond Doss esa opinión se nos antoje extraña. El chico en cuestión consiguió ser un héroe de la Segunda Guerra Mundial sin empuñar un arma para ser coherente con su naturaleza pacifista, lo que casa de manera complicada con la cantidad de casquería propia de un banquete en cualquier capítulo de Walking Dead que Gibson propone. En todo caso, se trata de un peliculón de guerra que merece la pena ver. Y es que Mel será lo que sea, pero sabe lo que se hace.

Paterson, de Jim Jarmusch 2 / 3

Paterson, de Jim Jarmusch

Un conductor de autobús Paterson repite todos los días más o menos lamisma rutina, más o menos como podemos hacer la mayoría de nosotros. Casa, trabajo, casa… Lo que no comparte con el común de los mortales es que, en lugar de maldecir su suerte, Paterson escribe poemas hablando del color de las cajas de zapatos y lo bien que combinan con los ojos de su mujer, que no es otra que la que espera en casa (que conste que es un ejemplo, no vayáis a buscarlo en la película y me acuséis de spoiler). El caso es que Adam Driver nos quita el mal sabor de boca de verle desactuar en la última de Star Wars con esta delicia de Jarmusch que nos debería reconciliar con lo cotidiano. Una joya.

María (y los demás), de Nely Reguera 3 / 3

María (y los demás), de Nely Reguera

A veces te cambia la vida, y no sabes en que esquina te despistaste. Eso le pasa a María, la protagonista interpretada por una espléndida Bárbara Lennie, que se encuentra de repente en medio del Mercadona de la vida sin saber si ir primero a por los yogures desnatados edulcorados con azúcar moreno o a por las pipas gigantes aguasal.  Y nosotros asistimos a veces divertidos y a veces angustiados a su manera de capear los pequeños temporales que la vida le da (y a esos demás del título). Cercana.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.