A la segunda va la vencida. Diez segundas partes que si que fueron buenas.

Diez películas que nos harán ver las primeras partes sólo como su aperitivo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Si hay algo que no ha cambiado en el cine (norteamericano o de cualquier otra procedencia) desde sus inicios es que si una película tiene éxito, o se repite la fórmula o se rueda una segunda parte. Y cuanto antes, mejor, antes de que el público se canse. Eso, claro está, si primera y segunda parte no estaban ya en la mente de productores o directores encuadradas en eso que últimamente hemos dado en llamar sagas. El caso es aprovechar el tirón. Tanta rapidez suele traer consigo una merma de la calidad cinematográfica, haciendo bueno aquel refrán de que «Segundas partes nunca fueron buenas», dando lugar a verdaderas atrocidades en nombre del negocio que, al fin y al cabo resulta ser el cine. Claro que, hablando de refranes, también existe aquel de «La excepción confirma la regla», y segundas partes que si que fueron buenas, como dirían los gallegos, haberlas, haylas. En ocasiones hasta mejores que el original. Desde el segundo Terminator al contraataque del malvado Imperio Galáctico, pasando por regresos al futuro e invasiones aliens, ahí van una decena de películas a las que le va eso de no estar de acuerdo con el refranero.

 

Terminator 2: El Juicio Final (James Cameron, 1991) 1 / 10

Terminator 2: El Juicio Final (James Cameron, 1991)

Todo lo que tocaba Cameron se convertía en oro, y su propia creación, convertida por entonces en película de culto, no iba a ser menos. Una segunda parte con todo lo que deberían tener las buenas segundas partes. La lástima fue que la cosa se quedase allí. Y andamos ya por la quinta (¿o es la sexta?).

Regreso al Futuro II (Robert Zemeckis, 1989) 2 / 10

Regreso al Futuro II (Robert Zemeckis, 1989)

Una buena segunda parte debe complementar la primera, ahondando a la vez en la trama y en los personajes, enriqueciendo (no sólo utilizando) aquello que funcionaba en la primera parte. Pues eso, que regresamos al futuro y felices como unas castañuelas.

El Imperio Contraataca (Irvin Kershner, 1980) 3 / 10

El Imperio Contraataca (Irvin Kershner, 1980)

Ahora ya porque es un cachondeo, con tanto número y vuelta hacia atrás y hacia adelante, y con Han Solo saliendo del geriátrico, y tal, pero en su momento, la esperadísima continuación de La Guerra de las Galaxias (así, sin episodio X ni pamplina) no hizo si no aumentar el mito, dando profundidad dramática a la saga.

Toy Story 2 (John Lasseter, Ash Brannon, Lee Unkrich, 1999) 4 / 10

Toy Story 2 (John Lasseter, Ash Brannon, Lee Unkrich, 1999)

Hay ocasiones en las que «más de lo mismo» suena estupendamente bien. Por ejemplo, cuando eso significa que una película de Pixar es continuación de otra. Hasta el infinito y más allá, que diría aquel…

El Padrino Parte II (Francis Ford Coppola, 1974) 5 / 10

El Padrino Parte II (Francis Ford Coppola, 1974)

La foto es engañosa, porque no podremos ver juntos en pantalla a De Niro y Pacino, pero da igual, porque están. No sólo es una segunda parte memorable, si no que por sí sola es ya una de las mejores películas de la historia del cine. Imprescindible.

El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2008) 6 / 10

El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2008)

Uno se olvida de que han existido primeras partes (o terceras), o cualquier otra película sobre Batman. Y se queda con la brutal interpretación de Ledger, lo bien que le queda a Bale el traje de Batman y lo que daría por conducir la Batmoto. Peliculón.

Antes del Atardecer Richard Linklater, 2004) 7 / 10

Antes del Atardecer Richard Linklater, 2004)

No sólo de acción viven las segundas partes. Richard Linklater juega con el paso del tiempo antes de su aclamada (y exagerada) Boyhood para enregarnos esta segunda parte de una historia de amor nueve años después del primer encuentro. Imprescindible verla en conjunción con la primera y con la continuación, Antes del Anochecer.

La Novia de Frankenstein (James Whale, 1935) 8 / 10

La Novia de Frankenstein (James Whale, 1935)

El título suena a secuela cutre, pero eran otros tiempos, y se trata de una película bella como pocas, una de las mejores «de monstruos», de la época. Inolvidable Elsa Lanchester como la novia del pobre Frankie. Atemporal.

Indiana Jones y el Templo Maldito (Steven Spielberg, 1984) 9 / 10

Indiana Jones y el Templo Maldito (Steven Spielberg, 1984)

Una de esas películas aventureras imprescindibles de los 80, junto con sus dos compañeras. Pega con una tarde de sábado como Harrison Ford con un sombrero, una cazadora y un látigo. Es nombrarla y te viene la musiquilla a la cabeza. Ta nanana nanana…

Aliens: El Regreso (James Cameron, 1986) 10 / 10

Aliens: El Regreso (James Cameron, 1986)

El cine de acción no sería el mismo sin James Cameron. Prueba de ello es que esta es su segunda incursión en esta lista. Ripley contra los monstruos. Antológico el combate de «lucha libre» del final. Trepidante.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.