25 personajes para celebrar el primer cumplesiglo de Kirk Douglas.

Cumple cien años el último de los grandes de la época dorada de Hollywood, y el regalo nos lo hace él a través del recuerdo de 25 de sus personajes.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Kirk Douglas cumple 100 años. Así que corría 1916 cuando nacía como Issur Danielovitch Demsky en Nueva York, hijo de una familia de inmigrantes rusos a la que describir como «de escasos recursos» sería darles mucho más de lo que tenían en realidad. Un siglo después, Nueva York, Rusia y Kirk Douglas han cambiado mucho, pero siguen ahí, cumpliendo siglos. De Issur Danielovitch, el chiquillo que vendía refrescos por las calles de Nueva York a Kirk Douglas, actor en Broadway y más tarde estrella de Hollywood, pero siempre un luchador y un hombre aferrado a su familia. Hay pocas cosas ya que decir sobre la extensa carrera de Kirk Douglas que no se haya dicho ya o se vaya a decir en los próximos días con motivo de su centenario cumpleaños. Lo mejor que se puede hacer es volver a recordar los personajes irrepetibles que nos ha dejado, de Van Gogh a Espartaco, del periodista de El gran carnaval al productor de Cautivos del mal, aquellos que cumplirán un montón de siglos teniendo la misma fuerza que él les entrego. Y por supuesto, alegrarnos de celebrar algo tan raro y bueno de ver como es celebrar un centenario que a la vez es un cumpleaños. Feliz cumplesiglo, Kirk.

Walter O'Neil (El Extraño Amor de Martha Ivers, de Lewis Milestone, 1946) 1 / 25

Walter O'Neil (El Extraño Amor de Martha Ivers, de Lewis Milestone, 1946)

El debut cinematográfico de Kirk Douglas se lo tiene que agradecer en parte a Lauren Bacall, que le recomienda a Hal B. Wallis, jefazo de la Paramount. Pero el talento para ganar la partida y obtener el papel por delante de los por entonces también novatos Montgomery Clift y Richard Widmark es todito suyo.

Midge Kelly (El ídolo de barro, de Mark Robson, 1949) 2 / 25

Midge Kelly (El ídolo de barro, de Mark Robson, 1949)

Aunque parezca mentira, Kirk Douglas perteneces a ese reducido grupo de leyendas del cine que nunca ha sido premiado con un Oscar. La primera de sus nominaciones la consiguió por esta película en la que encarna a un boxeador de esos que se mete en demasiados líos con gente no demasiado recomendable.

Rick Martin (El Trompetista, de Michael Curtiz, 1950) 3 / 25

Rick Martin (El Trompetista, de Michael Curtiz, 1950)

No, no estaba la trompeta entre las múltiples habilidades de Kirk Douglas. Es ni más ni menos que Harry James el que le dobla en las escenas musicales de este clásico sobre el auge y caída de un músico. A su lado, su gran amiga Lauren Bacall, a quien conoció cuando ninguno de los dos eran más que aspirantes a actores.

Chuck Tatum (El gran carnaval, de Billy Wilder, 1951) 4 / 25

Chuck Tatum (El gran carnaval, de Billy Wilder, 1951)

El encuentro del actor con uno de los mejores directores de la historia del cine nos deja una obra maestra en la carrera de ambos. En el caso del actor, uno de esos personajes cínicos, descreídos y sin escrúpulos que solía bordar, un periodista que es capaz de todo con tal de conseguir una noticia.

Jonathan Shields (Cautivos del mal, de Vincente Minnelli, 1952) 5 / 25

Jonathan Shields (Cautivos del mal, de Vincente Minnelli, 1952)

Otro gran director, Minnelli, otro personaje de los que es mejor no encontrarse, sobre todo si entorpeces su camino, un productor de Hollywood capaz de todo por conseguir sus objetivos. De 6 nominaciones a los Oscars, ganó 5. Ya sabemos quién se quedó sin premio. Otra obra maestra.

Ulises (Ulises, de Mario Camerini, 1954) 6 / 25

Ulises (Ulises, de Mario Camerini, 1954)

Kirk Douglas se va a las Italias y filma el mejor cine de romanos de la época, que no es decir poco. De paso, interpreta al primero de un serie de personajes históricos (o alrededores) que terminaría siendo marca de la casa. Ah, y se pone barba.

Ned Land (20.000 leguas de viaje submarino, de Richard Fleischer, 1954) 7 / 25

Ned Land (20.000 leguas de viaje submarino, de Richard Fleischer, 1954)

Han pasado más de 60 años, y sigue siendo una de las películas de aventuras más entretenidas que se pueden ver. Y por supuesto, la mejor adaptación al cine de una novela de Verne. Y en ambas cosas tiene bastante que ver Kirk Douglas.

Dempsey Rae (La pradera sin ley, de King Vidor, 1955) 8 / 25

Dempsey Rae (La pradera sin ley, de King Vidor, 1955)

También el Western fue terreno abonado para que Kirk Douglas mostrara todo su arsenal interpretativo, y compusiera otro de sus personajes de archivo y escuela, el del vaquero bravucón y libre, amante de los espacios libres y poco amigo de las estrellas de cinco puntas en el pecho.

Vincent Van Gogh (El loco del pelo rojo, de Vincente Minnelli, 1956) 9 / 25

Vincent Van Gogh (El loco del pelo rojo, de Vincente Minnelli, 1956)

Parece de locos -con el pelo rojo o sin él- que Yul Brynner fuera galardonado con el Oscar al mejor actor en detrimento de la prodigiosa interpretación del atormentado Van Gogh en la obra maestra de Vincente Minnelli. Por contra, se lo llevó su compañero en la película Anthony Quinn como mejor actor secundario. Claro que Minnelli ni siquiera estaba nominado…

Doc Holliday (Duelo de titanes, de John Sturges, 1957) 10 / 25

Doc Holliday (Duelo de titanes, de John Sturges, 1957)

Para mediados de los años 50, Kirk Douglas alcanza la cima como intérprete, bordando cada una de sus apariciones. Aquí lo hace además junto con uno de sus mejores amigos en Hollywood, Burt Lancaster, que tampoco es manco. Una del Oeste de las de no olvidar.

Coronel Dax (Senderos de gloria, de Stanley Kubrick, 1957) 11 / 25

Coronel Dax (Senderos de gloria, de Stanley Kubrick, 1957)

El magistral alegato antibelicista del director de 2001: Odisea del espacio le debe a Kirk Douglas no sólo la interpretación del Coronel Dax, una de las mejores de su carrera, si no también la misma puesta en marcha del proyecto, para la que el actor usó la productora que había creado.

Einar (Los vikingos, de Richard Fleischer, 1958) 12 / 25

Einar (Los vikingos, de Richard Fleischer, 1958)

Parafraseando a la gran Mae West, cuando Kirk Douglas hacía de bueno, era bueno, pero cuando hacía de malo… era mucho mejor. Una de aventuras de la vieja escuela a la que llegas al final como debe ser, empuñando el mando de la televisión para hacer frente a los enemigos que se atrevan a venir a por tí.

Matt Morgan (El ultimo tren de Gun Hill, de Preston Sturges, 1959) 13 / 25

Matt Morgan (El ultimo tren de Gun Hill, de Preston Sturges, 1959)

El actor vuelve a coincidir con Sturges y repite el éxito de Duelo de Titanes, en esta ocasión enfrentado a otro viejo conocido, Anthony Quinn. El resultado es, de nuevo, una del Oeste de la vieja escuela, otro clásico ineludible.

Espartaco (Espartaco, de Stanley Kubrick, 1960) 14 / 25

Espartaco (Espartaco, de Stanley Kubrick, 1960)

Kubrick y Douglas derrochando talento. De nuevo, Douglas se embarca personalmente en la producción de la película, rescatando de paso a Dalton Trumbo del ostracismo al que estaba condenado. Y por si fuera poco, también están Charles Laughton, Laurence Olivier, Peter Ustinov, Jean Simmons… Si tienes que ver sólo una de Kirk Douglas, apuesta por esta.

Jack Andrus (Dos semanas en otra ciudad, de Vincente Minnelli, 1962) 15 / 25

Jack Andrus (Dos semanas en otra ciudad, de Vincente Minnelli, 1962)

De nuevo Minnelli y de nuevo un descarnado y cruel retrato del mundo del cine a través de un personaje interpretado por Douglas, en este caso un actor acabado que intenta reflotar su carrera en Roma. No es Cautivos del mal, pero no anda lejos.

Coronel Martin 16 / 25

Coronel Martin "Jiggs" Casey (Siete días de mayo, de John Frankenheimer, 1964)

Una de conspiraciones militares contra el gobierno de EE.UU. en plena guerra fría vuelve a juntar a Douglas con Lancaster, y a darnos de paso una estupenda muestra de thriller político con un guión y un ritmo intachables.

Comandante Paul Eddington (Primera victoria, de Otto Preminger, 1965) 17 / 25

Comandante Paul Eddington (Primera victoria, de Otto Preminger, 1965)

Una de guerra modelo superproducción con reparto estelar al estilo de la época, donde Douglas hace valer su status y sus maneras para imponerse al resto del reparto, John Wayne incluído. A recuperar.

Rolf (Los héroes de Telemark, de Anthony Mann, 1965) 18 / 25

Rolf (Los héroes de Telemark, de Anthony Mann, 1965)

A sus 49 años, aún tenía Kirk Douglas ánimo y presencia física para embarcarse en esta producción bélica y de acción rodada en escenarios naturales de Noruega. Dirige Anthony Mann y coprotagoniza Richard Harris. Perfecta para un sábado por la tarde.

Lomax (Ataque al carro blindado, de Burt Kennedy, 1967) 19 / 25

Lomax (Ataque al carro blindado, de Burt Kennedy, 1967)

Douglas vuelve al personaje de bribonzuelo simpático que tanto le gusta y que tan bien interpreta en esta comedia del Oeste junto con John Wayne, ambos comenzando a otear el final de sus carreras pero ofreciendo un entretenimiento más que efectivo.

Eddie Anderson (El Compromiso, de Elia Kazan, 1969) 20 / 25

Eddie Anderson (El Compromiso, de Elia Kazan, 1969)

Kazan adapta una novela cercana a la autobiografía y Douglas nos ofrece uno de sus últimos grandes papeles dramáticos. Aunque no le ha sentado del todo bien el tiempo transcurrido, todavía es interesante de visionar.

Paris Pitman (El día de los tramposos, de Joseph L. Mankiewicz, 1970) 21 / 25

Paris Pitman (El día de los tramposos, de Joseph L. Mankiewicz, 1970)

Sin lugar a dudas, la última gran película de Kirk Douglas, a quien acompaña otro de los grandes, Henry Fonda, que ofrece el justo y magistral contrapunto al socarrón y excesivo personaje de Paris Pitman. Recomendable.

Peter Sandza (La furia, de Brian de Palma, 1978) 22 / 25

Peter Sandza (La furia, de Brian de Palma, 1978)

A finales de los 70, Kirk Douglas es ya una estrella en decadencia, a quien se suele llamar para dar cierto lustre a producciones de todo tipo, como esta dirigida por Brian de Palma, un thriller con tintes fantásticos que para algunos se ha convertido en una película de culto. Será por Kirk Douglas…

Capitán Matthew Yelland (El final de la cuenta atrás, de Don Taylor, 1980) 23 / 25

Capitán Matthew Yelland (El final de la cuenta atrás, de Don Taylor, 1980)

Douglas es el capitán de todo un portaviones atómico que por azares de la física cuántica -o vaya usted a saber- aparece en medio del Océano Pacífico justo unas horas antes del ataque japonés a Pearl Harbor de 1941. Ciencia ficción sin pretensiones pero sumamente entretenida. Kirk, como siempre, eficaz.

Archie Long (Otra ciudad, otra ley, de Jeff Kanew) 24 / 25

Archie Long (Otra ciudad, otra ley, de Jeff Kanew)

Película crepuscular para dos de las grandes leyendas de la interpretación. Dos viejos amigos que se vuelven a encontrar para ofrecernos su último encuentro en la pantalla. Tiene argumento y no es mala, pero todo queda en un segundo plano cuando ves a los dos actores de Duelo de titanes tres décadas después.

Mitchell Gromberg (Cosas de familia, de Fred Schepisi, 2003) 25 / 25

Mitchell Gromberg (Cosas de familia, de Fred Schepisi, 2003)

Los Gromberg son los Douglas, tres generaciones de actores para tres generaciones de personajes. No es la mejor ni la última película de Kirk Douglas en una pantalla, pero verle actuar -de lo que sea- junto con su hijo y su nieto basta para hacerla digna de ver.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.