Vídeos

cerrar

Royal Green es el proyecto en solitario de Bryan Devendorf, batería de The National. Vídeo, letra e información.

Royal Green acaba de compartir un single incluido en su primer álbum.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Los baterías de las bandas no son solo unos aporreadores de tambores, también son personas con sus sentimientos y su corazoncito. Y muchas veces grandes músicos. Está el conocido caso de Dave Grohl, batera en Nirvana y que luego armó los Foo Fighters, o el de Bryan Devendorf, quien no solo lleva el ritmo en The National sino que ahora se lanza con un proyecto en solitario al que ha bautizado con el nombre de Royal Green.

Bryan Devendorf, nacido en Ann Arbor, Michigan, y criado en Cincinnati, Ohio, es miembro fundador y baterista de The National, acaba de presentar en sociedad su nuevo plan bajo el sobrenombre de Royal Green y ha lanzado un álbum debut homónimo, el primero como vocalista principal. El disco “Royal Green” ha sido coproducido con Nate Martinez y grabado en Brooklyn, Nueva York. El álbum de 8 canciones incluye canciones originales y algunas versiones sorprendentes. El arte de la portada del álbum es de Nancy Hollinghurst y el diseño del hermano mayor de Bryan, Scott. También está disponible el video del sencillo «Breaking The River«, una improvisada creación que presenta una guitarra adicional de Aaron Dessner de The National, y algunos bajos geniales del compañero de banda de Bob Weir Campfire Band, Josh Kaufman.

El enfoque para Royal Green de Devendorf es un estilo de creación de «muchos canales abiertos». Las señales de satélite, las voces extrañas de los documentales de televisión perdidos y las óperas de radio se entretejen en su telar, como si estuviera utilizando estas mareas interminables de medios e información para desbloquear el subconsciente. Incluso sus versiones – Bob Dylan (“If Not For You”), Fleetwood Mac (“Dreams”), The National (“Charin”) o The Beatles (“Baby, You Are A Rich Man”) – son como reinterpretaciones impresionantes, aunque satánicas, de himnos, o como estándares estadounidenses casi arrastrados al inframundo. Como lo mejor de Spacemen 3, Sparklehorse o la enormemente subestimada banda de San Francisco Skygreen Leopards: la música te hace sentir mareado en un movimiento y te adormece en el modo de felicidad en el siguiente. Es el borde mismo de la composición de canciones pop de forasteros.

A pesar de todos los anfiteatros y enormes festivales en los que Devendorf ha tocado a lo largo de su carrera, Royal Green casi se siente como un desaprendizaje y un nuevo amor por los sonidos caseros, re-encontrados y fracturados, y cómo, si se combinan así, los detritos pueden volverse increíblemente hermosos y surrealista. Y no sin estribillos. No hace falta buscar por más tiempo, «Frosty«, que podría ser la demo deteriorada de Little Billy Corgan justo antes de que aparecieran Smashing Pumpkins en escena. Y el pop onírico desenfadado y ligeramente despegado de «Breaking The River» es tan entusiasta como siniestro. Y ahí es probablemente donde Devendorf lo quiere.

Por cierto, su profesor de batería fue Steve Earle, no el legendario músico de Americana y mucho más, sino el que fuera baterista de los Afghan Whigs en probablemente los mejores discos de esta banda. Bryan Davendorf demuestra su talento con Royal Green.

Letra de Breaking Green del disco Royal Green, Royal Green

I dig her like a grave for someone that I could not save From far above the bar I tried so hard Spending time and money in your mind (Hey Carrie Ann) My memory’s a sewer and the streets are full of milk and I wouldn’t spend five minutes on the moon, the view cannot compete with my view of you Your Madison skirt won’t fool me Your blue collar shirt won’t fool me I’ve given peace to winter women, I want to fish where you go swimming You’re not fooling me I want to wanted I want to blamed For breaking the river and taking your name.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.