Vídeos

cerrar

Riding With The King. B.B. King. Vídeo, letra e información.

Lucille llora por la muerte de B.B. King

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La leyenda del blues, el rey del blues, B.B. King, falleció el jueves 14 de mayo a los 89 años de edad. Riley B. King, nacido en Berclair, Mississippi, el 16 de septiembre de 1925, llevaba ya mucho tiempo arrastrando serios problemas de salud. Los últimos ocho conciertos de su gira de 2014 tuvieron que ser suspendidos para que, tras una recaída, el músico se pudiera recuperar en la tranquilidad de su hogar. Sin embargo, el paso día 1 y tras dos hospitalizaciones para tratar complicaciones derivadas de su hipertensión y su diabetes, su web oficial anunciaba que el guitarrista se encontraba en su casa de Las Vegas, Nevada, recibiendo cuidados paliativos. El final estaba cerca.

La vida de B.B. King da para una película. Nacido en una plantación de algodón, fue criado por su abuela después de que su madre abandonase a su padre por otro hombre. Un día descubrió la música de los viejos intérpretes del Delta Blues y decidió que él quería ser como ellos. Sus inicios, su tesón para aprender y para mejorar, su trabajo en una emisora de radio como cantante y disc jockey, sus encuentros con otras leyendas como T-Bone Walker, sus primeros pasos en la industria discográfica, sus dos matrimonios, sus quince hijos, sus giras interminables con más de 250 shows cada año… Todo en B.B. King era excesivo, gigante, como el mismo. Un tipo, por lo demás, amable, comprensivo y humilde. Tal vez una serie daría mucho más juego.

Él y su guitarra, una Gibson ES-355 a la que bautizó como Lucille, el nombre de una mujer por la que dos hombres se pelearon en su presencia durante un concierto. En homenaje a B.B. King y su leyenda como guitarrista, limpio, exacto e inmaculado, pasional pero sin aspavientos, acariciando cada nota, sublimando el instrumento, la composición, el blues, la empresa de instrumentos Gibson Guitar Corporation lanzó en 1980 el modelo “Lucille”. Sin embargo nadie la ha hecho hablar como él; nadie la ha comprendido mejor, nadie la ha escuchado y consolado en sus lamentos con tanta devoción y nadie la ha ayudado a contar sus viejas historias de pasión, de vida y de blues. Por algo le llamaban el rey.

Para despedir a este gran padre del blues hemos elegido la canción “Riding With The King”, un tema escrito por John Hiatt, otro grande, sobre un surrealista sueño en el que volaba en un avión con Elvis Presley. Este corte fue el que dio título al primer álbum de colaboración entre BB King y su alumno aventajado Eric Clapton, con quien siempre mantuvo una especial relación. La primera vez que actuaron juntos fue en 1967, cuando Clapton militaba en Cream, y sin embargo hubo que esperar treinta años para que grabaran juntos “Rock Me Baby” para su álbum de duetos “Dueces Wild”, el trigésimo quinto disco de BB King.

Dicen que el rey ha muerto, pero ¡viva B.B. King! Que siempre viva el rey.

 

I dreamed I had a good job and I got well paid.
I blew it all at the penny arcade.
A hundred dollars on a kewpie doll.
No pretty chick is gonna make me crawl.

Get on a TWA to the promised land.
Every woman, child and man
Gets a Cadillac and a great big diamond ring.
Don’t you know you’re riding with the king?

He’s on a mission of mercy to the new frontier,
He’s gonna check us all on out of here.
Up to that mansion on a hill
Where you can get your prescription filled.

Get on a TWA to the promised land.
Everybody clap your hands.
And don’t you just love the way that he sings?
Don’t you know we’re riding with the king?
Riding with the king.
Don’t you know we’re riding with the king?

A tuxedo and shiny 335.
You can see it in his face, the blue never lie.
Tonight everybody’s getting their angel wings.
And don’t you know we’re riding with the king?

I stepped out of Mississippi when I was ten years old
With a suit cut sharp as a razor and a heart made of gold.
I had a guitar hanging just about waist high
And I’m gonna play this thing until the day I die.

Don’t you know we’re riding with the king?
Don’t you know we’re riding with the king?
Riding, you’re riding with the king.
You’re riding, you’re riding with the king.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Flamaradas comparte un tercer adelanto de su nuevo álbum.+

Flamaradas comparte un tercer adelanto de su nuevo álbum.

La banda catalana Flamaradas anuncia que su disco saldrá en octubre.Tras compartir dos sencillos titulados "Farolillo (De Las Vidas Breves)" y "Perro Rojo", nos llega ahora un nuevo tema de Flamaradas, "El Rumor Eterno De La Autopista". Los tres singles sirven de adelanto a su próximo trabajo que se editará definitivamente después del verano tras el impass provocado por la pandemia. Si “Farolillo (De Las Vidas Breves)” era un tema donde las referencias a la música tradicional española o al rock andaluz de los años 70 se mezclaban con psicodelia o el rock independiente más actual, y en "Perro Rojo" la banda de Sant Joan Despí nos mostraba su cara más sencilla y delicada, en este nuevo sencillo sus sonidos orgánicos, ritmos sosegados y letras sugerentes nos acercan a un mundo propio del autor: los límites de la ciudad y la gente que los habita. Donde los edificios y las autopistas conviven y los ruidos mecánicos son parte del paisaje, Daniel Flamaradas nos canta su experiencia con unos adolescentes de periferia, que en su acelerado paso a la edad adulta, sienten un profundo desprecio por el futuro. Conscientes de que no lo tienen, ejercen la disidencia como único acto de rebeldía posible. La producción del álbum ha corrido a cargo de Cristian Pallejà y Ferran Resines y la grabación se ha realizado en Caballo Grande, en Barcelona. “El Rumor Eterno De La Autopista” no solo es el tercer single del próximo disco de Flamaradas sino que además abre un enorme horizonte de expectativas ante un trabajo que promete redescubrir a una banda con una larga trayectoria y una propuesta musical cada vez más interesante. Flamaradas nació como el proyecto personal de Daniel Magallón, cuando, tras una dilatada carrera como guitarrista de rock alternativo, decidió establecerse en solitario y dar rienda suelta al amasijo de músicas que le hierven en la cabeza. En 2012 saóa su primer disco, “Cancionero Saturnino”, tres años más tarde el segundo, “Pasaje Entre Las Cañas” en 2015. Ya en 2017, un momento bastante prolífico, salieron a la luz el mini LP “Flamaradas A Prat” y el tercer larga duracion con el título homónimo “Flamaradas”. Durante todo este tiempo ha ido aglutinando a su alrededor una serie de músicos excelentes con los que en la actualidad forman una vigorosa banda con un repertorio sólido y un directo solvente. La música de Flamaradas es difícil de catalogar, pues bebe de muchas y variadas fuentes: desde la música popular hasta el rock minimalista, pasando por el folclore americano (del norte y del sur), el rock progresivo andaluz o la psicodelia. Algunos la han definido como un punto medio entre Paco Ibáñez y Nick Cave, mientras que otro crítico situaba su voz entre Atahualpa Yupanqui y Alan Vega. Tan importante como la música o el estilo vocal son las letras de Flamaradas, que se mueven entre el surrealismo y lo cotidiano, creando un mundo onírico y muy personal que en ocasiones pueden remitir a músicos y poetas como Kiko Veneno, Federico García Lorca o Dylan Thomas. Daniel Magallón empezó en la música a mediados de los años noventa cuando, junto a otros tres estudiantes de Bellas Artes, montó la banda de punk-dadaísta Joder Around. Ya en el nuevo milenio, formó el grupo Silvia Coral y los Arrecifes, que editaban para Producciones Doradas, discográfica de la que fue socio fundador junto a Daniel Granados y Joe Crepúsculo, y en la que trabajó durante sus primeros años. La formación también desaparece tras cinco años de actividad y es en ese momento fue cuando Daniel decidió emprender su camino en solitario bajo el nombre de Flamaradas. + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.